Ventajas de cerrar tu balcón o terraza con cortinas de cristal

Para aquellos amantes de disfrutar las vistas y apreciar como la luz natural invade cada rincón de las estancias del hogar, es muy común dejar balcones, terrazas y porches sin cerrar. Esta opción permite también que los espacios se ventilen de modo más eficiente, cuando el calor arrecia. Sin embargo, al dejar descubiertas estas áreas, es muy probable que el agua de lluvia y otros elementos no deseados puedan invadir sus espacios, ensuciando o desmejorando la apariencia visual y deteriorando el mobiliario.

Frente a esto, muchas personas han optado por cerrar estos espacios con láminas de cristal, así como policarbonato, e incluso madera. Con esto, se amplía el área utilizable del inmueble, pues estaríamos ganando una habitación adicional, que podremos utilizar en cualquier época del año, independientemente de la situación climática y otras condiciones ambientales. Sin embargo, algunas de estas opciones, sacrifican en gran medida la visibilidad que tenemos del exterior, así como restringe el paso de luz. Y esto ocurre, en algunas configuraciones de materiales no traslúcidos e inclusive en cerramientos de cristal, que emplean marcos de considerable grosor.

Cortinas de cristal

Una alternativa que cada vez tiene más adeptos, es utilizar las denominadas “cortinas de cristal”, pues éstas permiten el ingreso de la mayor cantidad de luz posible y maximizar la visibilidad hacia el exterior, mientras evitamos que ingresen elementos que no deberían estar en nuestras viviendas. Dicho término, describe a un conjunto de láminas de cristal que se unen entre sí, por sus costados, por lo cual no existen marcos verticales, que impidan apreciar el paisaje en su máximo esplendor. Estas piezas cuentan con marcos exclusivamente en sus extremos superiores e inferiores. Tal como ocurre con otras opciones que actualmente se encuentran disponibles en el mercado, permiten abrir el espacio sin ningún problema, cuando prefiramos dejar ingresar el viento. Sus paneles no suelen ocupar mucho espacio, pues los mismos pueden plegarse, o bien, deslizarse sobre una guía, hacía un extremo y apilarse allí, uno sobre otro.

Principales ventajas

Si te estás planteando cerrar algunos de los espacios de tu hogar, es probable que quieras estar al tanto de las ventajas que te reportaría utilizar cortinas de cristal, en comparación con otras formas de lograr ese tan ansiado objetivo. Pensando en tu comodidad, y como parte de nuestra búsqueda incesante por otorgarte ideas útiles y funcionales para mejorar tu hogar, a continuación, te explicamos las grandes bondades que reportan este tipo de cortinas.

Fáciles de limpiar

En virtud de que los paneles de vidrio se unen a través de sus costados, sin necesidad de contar con marcos u otros elementos que puedan interferir en su limpieza, este proceso se lleva a cabo de modo bastante rápido y fácil, en sus caras internas. Sin embargo, sus caras externas pueden resultar un poco más difíciles de limpiar. Si te decides por instalar este tipo de cerramiento, puedes consultar a la empresa encargada de la instalación, cual es la mejor forma de limpiarlas.

Versatilidad

Otro aspecto en el que resaltan las cortinas de cristal, sobre otras formas de cerrar espacios, es en las múltiples configuraciones que estas pueden tomar, así como su adaptabilidad a las dimensiones de las áreas en las que pueden ubicarse. Cada instalación de este tipo de cortinas es personalizada, por lo cual, contará con piezas que se adapten adecuadamente a tu balcón, terraza, porche o jardín. Dichos paneles también podrán disponerse, según dicte la forma de la planta; lo que lleva a que sea irrelevante si ésta es cuadrada, en forma de L, curvada o irregular.

Mejor aprovechamiento de la luz natural

Cómo se señaló más arriba, la principal ventaja de este tipo de configuración, reside en que permite que acceda gran parte de la luz solar, sin mayores obstáculos. Esto ocurre por la ausencia de marcos verticales. Adicionalmente, garantiza mantener una buena temperatura durante los inviernos, pues estas cortinas pueden almacenar la energía solar y distribuirla por las estancias. No obstante, esto puede resultar un perjuicio en algunos lugares, cuyos veranos sean demasiado cálidos, pues podrían recalentar el inmueble. De ser el caso, puede colocarse un tipo de vidrio, que reduzca la cantidad de energía solar que puede ingresar.

Menor ruido y suciedad

Las cortinas de esta clase, suelen contar con paneles elaborados en vidrio templado, al cual se le atribuyen propiedades de aislamiento acústico, por lo que reducen drásticamente el ruido que proviene del exterior, así como evita en gran medida que los vecinos se enteren del contenido de las conversaciones que tengamos en nuestro hogar. Por otra parte, la ausencia de espacios abiertos entre sus partes, evita que entre polvo y suciedad.

Durabilidad

En virtud de los materiales que se utilizan en su construcción, este tipo de cerramiento suele ser muy duradero y resistente. Sin embargo, para prolongar su vida útil por la mayor cantidad de tiempo posible, deberás realizar un mantenimiento regular. Si empleas algún tipo de sellador para impedir el ingreso de viento y humedad, deberás sustituirlo completamente cada 10 años, aproximadamente.

Venga deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies