Salud: Tipos de métodos anticonceptivos

Métodos naturales de anticonceptivos

Por generaciones, se les dijo a las mujeres católicas que el único metodo aceptable para controlar la fertilidad era el método del ritmo (del calendario). Este muy desacreditado método resultó en embarazos con demasiada frecuencia.Muy pocas mujeres se dan cuenta de que, aunque el método del ritmo se ha convertido en sinónimo del planeamiento natural de la familia, hay otras formas de planificación familiar natural que son más efectivas. De hecho, aunque el método mejor conocido para la planeación familiar natural es el ritmo, es también el que tiene el índice más alto de fracasos.
Hoy, el planeamiento natural de la familia abarca todos los tipos de métodos naturales usados para espaciar a los niños, basándose en que la pareja se abstenga durante los días en que la mujer es más fértil. Estos métodos van de acuerdo con las enseñanzas de la iglesia católica y varias otras religiones.
Si piensas usar esta forma de control de la natalidad, es importante saber que “abstinencia” es un término engañoso. Practicar el planeamiento natural exitosamente significa que una pareja debe abstenerse de tener contacto entre el pene y la vagina durante cierto tiempo del mes. A pesar de ello, queda mucho tiempo para demostrarse afecto de otras formas. Quizá una descripción más satisfactoria y correcta de los métodos de planeamiento natural sea referirse a los días fértiles como “Los Días Creativos de Amor” en vez de “Períodos de Abstinencia”. Considerando lo que sabemos acerca de la sexualidad y el orgasmo en las mujeres, estos días pueden ser los más placenteros para la pareja.
Josefina era una mujer católica que practicaba su religión y admitía que en el curso de su matrimonio ella siempre había practicado métodos naturales de control de la natalidad. Para ella, la parte más difícil no era llevar la cuenta de los días. En algún momento al pasar los años, ella se dio cuenta de que precisamente los momentos en que se sentía mejor y su cuerpo estaba más deseoso eran los momentos en que debía abstenerse.
Ella sabía, sin embargo, que era una de las que tenía suerte. También había aprendido que abstenerse no significaba que no debía tener relaciones sexuales. Más bien comprendió que era un momento de descubrir otras formas para dar y recibir placer con su pareja.
Pero esta cosa del placer pues, era simplemente algo de lo que no se hablaba. Era más fácil decir que se “abstenía”.
El interés de las latinas en métodos naturales de planeamiento aumenta a medida que también aumenta el rechazo a usar métodos que introducen hormonas y otros elementos químicos en el
cuerpo, tales como las pastillas anticonceptivas. Desafortunadamente, los métodos naturales no protegen contra las enfermedades de transmisión sexual.
Las desventajas principales de los métodos naturales de planificación familiar radican en que su éxito para prevenir embarazos depende de tres factores:

  1. La regularidad del ciclo de la mujer
  2. La precisión con que ella lleve la cuenta de los días
  3. Su dedicación y la de su pareja a seguir las reglas.

Dada la variabilidad en cada uno de estos factores, no es sorprendente saber que 1 de cada 5 mujeres que siguen la planificación familiar natural quedan embarazadas cada año. Para las mujeres que siguen estrictamente el método del calendario, el porcentaje es 1 de cada 11, y para las mujeres que siguen las tres variables que enseguida describimos (tiempo del mes, temperatura del cuerpo, y mucosidad), el porcentaje de embarazos es de 3 de cada 100 por año.

Método de la mucosa cervical (Método Billings)
La cuidadosa observación de las secreciones vaginales (mucosa) es el metodo más preciso para la planificación familiar natural.
Las secreciones vaginales son una parte normal de nuestro sistema reproductor. Las secreciones vaginales son lo que encuentras en tu calzón o al usar el papel sanitario. No se deben confundir con las secreciones causadas por las infecciones vaginales.

Antes de usar este método, debes llevar la cuenta de las secreciones vaginales durante por lo menos tres meses. Diariamente anota lo siguiente:

  1. Si tienes o no una secreción vaginal
  2. La consistencia de la secreción (espesa o resbaladiza)
  3. El color de la secreción (transparente o turbia). Estás más fértil cuando las secreciones son resbaladizas y transparentes.

El ciclo de las secreciones es bastante predecible. Después de menstruar, van a pasar varios días en los que no tendrás ninguna secreción. Tu tiempo fértil ocurre cuando empiezas a tener secreciones otra vez. Estas primeras secreciones serán turbias, pastosas y/o algo espesas. Una vez que la secreción sea más resbaladiza o transparente, es probable que estés ovulando.
Después de esto, las secreciones se retirarán o nuevamente se harán más pastosas y espesas. Éste es el período en que nuevamente hay menos probabilidad de que te puedas quedar embarazada, suponiendo que tu calendario sea preciso.
Tu período fértil varía según la duración del ciclo menstrual, el cual puede extenderse de los 21 a los 40 días. La mayoría de las mujeres son fértiles durante una tercera parte del ciclo menstrual.

Método de la temperatura (Temperatura basal del cuerpo)
Este método se basa en los cambios de la temperatura de tu cuerpo en momentos diferentes del ciclo menstrual. Antes de ovular, la temperatura del cuerpo es más baja y luego sube por lo menos 4/10 de grado Fahrenheit durante la ovulación. Este aumento de temperatura por lo general dura alrededor de tres días.
Con un termómetro que mida décimas de grado (por eso se le llama termómetro basal), debes tomarte la temperatura tan pronto como te levantes en la mañana, es decir, antes de que salgas de la cama, bebas, comas o realices cualquier otra actividad. Según algunas latinas que practican este método, esto se convierte simplemente en parte de su rutina al acostarse y levantarse.
Antes de acostarte, debes sacudir el termómetro hasta que quede por debajo de 96.5 grados Fahrenheit. Luego colocas el termómetro a tu alcance, cerca de la cama. Tan pronto como despiertes, inserta el termómetro en tu boca y quédate quieta en la cama durante unos cinco minutos-este puede ser buen tiempo para planificar tu día. Cuando hayan pasado cinco minutos, sácate el termómetro de la boca y colócalo en un lugar seguro. Más tarde, cuando estés más despierta, puedes mirar el termómetro y apuntar la temperatura de la mañana en la gráfica.
El método de la temperatura basal del cuerpo únicamente te sirve de guia para saber cuándo ha ocurrido la ovulación. No da información acerca de cuándo empieza tu período fértil. Si utilizas este método, tendrás que evitar todo contacto del pene con la vagina desde el primer día de tu menstruación (regla) hasta 3 días después de que te suba la temperatura. Para evitar el embarazo, se debe limitar el contacto del pene con la vagina a la parte última de tu ciclo menstrual, es decir, los días antes de la menstruación.

Método del calendario (Ritmo)

Este es el menos confiable de los métodos anticonceptivos naturales, porque depende en gran parte de tener ciclos menstruales cada 28 días. Sin embargo, hay varios factores que pueden cambiar hasta los ciclos menstruales más regulares, como la tensión o estrés, cambios de peso, cambios de nivel de actividades, parto y cambios hormonales naturales que ocurren a finales de los años 30 y principios de los 40.
Las otras variaciones se deben al hecho de que el espermatozoide puede vivir hasta siete días dentro del cuerpo de la mujer y al hecho de que el óvulo puede sobrevivir por más de 24 horas.
Te llevará más de seis meses antes de que puedas empezar a utilizar este sistema, porque primero debes saber cuánto dura tu ciclo menstrual. Para hacer esto, debes anotar el día que te llega la regla por lo menos durante seis meses.
Después de reunir esta información por seis meses, necesitas contar los días en cada uno de tus ciclos, es decir, la cantidad de días empezando con el Día 1 de la primera menstruación que apuntes hasta el Día 1 de la siguiente menstruación. Escribe la cantidad de días del ciclo más largo y la cantidad de días del ciclo más corto.
Si tu ciclo se produce cada 28 días, entonces debes abstenerte desde el día 9 hasta el día 18, empezando con el comienzo de tu ciclo. Si la duración de tu ciclo varía entre 21 y 38 días, como en la mayoría de las mujeres, entonces necesitas abstenerte desde el día 7 hasta el día 21.

Método combinado (Método sintotérmico)

El éxito de este método se debe al monitoreo conjunto de las secreciones vaginales y la temperatura del cuerpo. Aunque algunos proveedores de servicios de salud también agregan el método del ritmo, el índice relativamente alto de fracaso de este último lo vuelve ineficaz para predecir la fertilidad. Cuando se usa regularmente, la combinación del monitoreo de las secreciones vaginales y el monitoreo de la temperatura del cuerpo conduce al embarazo en únicamente 3 de cada 100 mujeres por año.
Al usar este método combinado, debe evitarse el contacto del pene con la vagina durante aproximadamente 10 días en la parte media del ciclo menstrual.

Método post-ovulatorio

En este método, una pareja está de acuerdo en abstenerse del contacto del pene con la vagina desde el primer día de la menstruación o regla hasta la mañana del cuarto día después de la ovulación. La ovulación se monitorea usando ya sea el Método Billings o el de la temperatura basal o ambos. Para usar este método, se requiere que la pareja se abstenga del contacto del pene con la vagina durante la mayor parte del ciclo de la mujer.

Métodos de barrera

Estos métodos son utilizados por las mujeres para prevenir que el espermatozoide alcance al óvulo. Algunas de ellas los consideran fáciles de usar. Su efectividad está basada en la colocación apropiada del aparato.

Condón femenino/bolsa vaginal
Este aparato parece como una pequeña bolsa de plástico con un anillo alrededor de la orilla. Sirve como una buena barrera contra las enfermedades de transmisión sexual y el SIDA. Por lo general, 13 de cada 100 mujeres que lo usan quedan embarazadas. Aunque inicialmente es incómodo, tiene la ventaja de que puede ser introducido varias horas antes de que se produzca el contacto entre el pene y la vagina.

Diafragma

Hasta la llegada de la píldora anticonceptiva, éste era el método preferido por las mujeres para el control de la natalidad. Más recientemente, se ha despertado de nuevo el interés por usar el diafragma porque reduce la cantidad de sustancias químicas que las mujeres absorben en sus cuerpos. Si el diafragma se usa correctamente, sólo 6 de cada 100 mujeres quedan embarazadas; el nivel promedio de fracaso, sin embargo, es de 18 de cada 100. Los fracasos del diafragma se deben usualmente al movimiento del diafragma durante el contacto del pene con la vagina.
Los diafragmas no se recomiendan para las mujeres que tienen tendencia a las infecciones de las vías urinarias.
El diafragma se usa conjuntamente con una jalea espermicida. Para que la jalea espermicida sea efectiva, el diafragma con la jalea espermicida no debe insertarse más de 6 horas antes de la eyaculación y debe permanecer en su lugar por lo menos 6, pero menos de 24 horas después de la eyaculación. A veces la mujer o su pareja tendrán alguna reacción a la jalea espermicida. Generalmente, el cambio de marca resuelve este problema.
Una vez que has decidido conseguir un diafragma, vas a tener que visitar a tu proveedor de servicios de salud. El diafragma debe ajustarse al contorno de la parte superior de tu vagina. Se te debe decir cómo insertarlo y permitir que te toques para que pruebes cómo se siente cuando está en su lugar apropiado. Cuando consigas tu diafragma, asegúrate de ponértelo varias veces en la oficina del proveedor antes de irte.
También necesitas practicar cómo sacarte el diafragma. Si te sientes incómoda al hacer esto en presencia del proveedor, entonces debes pedirle a otro proveedor de servicios de salud que te ayude.
El uso correcto de este dispositivo médico es esencial para que sea efectivo. Si usas lentes de contacto, ya sabes cuánto cuidado se puso en enseñarte a ponértelos. Debido a la dificultad que generalmente se tiene cuando se usa el diafragma por primera vez, sería razonable que el proveedor de servicios de salud te diera la orientación necesaria.
No tengas vergüenza de pedir más instrucciones. Tu diafragma debe lavarse (con jabón suave y agua), secarse (espolvoreado con almidón de maíz, jamás con talco) y guardarse apropiadamente entre uso y uso (en su estuche y fuera de la luz).

Aparatos intrauterinos

En 1974, se prohibió el uso del Dalkon Shield en los Estados Unidos. También se prohibieron el Majzlin Spring y el Birnberg Bow. Hoy en día, los únicos dispositivos intrauterinos que se utilizan en los Estados Unidos son el Progestasert y el Copper T 380A (Para Gard). También se llama T de cobre. La inserción del dispositivo intrauterino deberá hacerla tu proveedor de servicios de salud y deberá revisarla cada tres meses. Las mujeres que usan los aparatos intrauterinos corren un mayor riesgo de contraer la enfermedad inflamatoria pelviana. Además, el dispositivo intrauterino no protege contra las enfermedades de transmisión sexual. En los Estados Unidos, rara vez se recomiendan los dispositivos intrauterinos.

Métodos hormonales

Estos métodos suprimen la producción del óvulo maduro y cambian las paredes del útero para que no pueda sostener un óvulo fertilizado. Si usas cualquiera de los métodos hormonales disponibles y observas tu mucosidad cervical, siempre la verás espesa y pegajosa. Parte de la efectividad de este método consiste en cambiar la consistencia de la mucosa cervical para que dificulte el traslado de los espermatozoides.
Muchas mujeres no tienen efectos secundarios debido a las dosis bajas de las nuevas píldoras. En los primeros años de las píldoras anticonceptivas, las dosis hormonales eran mucho más elevadas que en las píldoras de bajas dosis que se usan ahora. A pesar de eso, muchas mujeres tienen efectos secundarios. Los efectos secundarios varían de mujer a mujer y pueden consistir en: distensión del vientre, sensibilidad de los senos, aumento de peso, excesiva pérdida del cabello, aumento del vello y problemas de la piel. Junto con tu proveedor de servicios de salud, tienes que decidir si los efectos secundarios son cambios molestos a los cuales te puedes acostumbrar o si son tan importantes para ti que preferirías dejar de usar las hormonas.
Más aún, los estudios indican que las pastillas anticonceptivas no presentan riesgo para las mujeres que no fuman y que están en sus cuarentas. Las mujeres con más de treinta y cinco años de edad y que fuman no deben usar las pastillas anticonceptivas. Ten en cuenta que los métodos hormonales anticonceptivos son relativamente nuevos y todavía se necesita completar estudios de largo plazo sobre su efecto en las mujeres.

Píldoras

Los anticonceptivos orales se empezaron a usar ampliamente en los años 60. Desde entonces, se han convertido en el método preferido de muchas mujeres. Más de la mitad de las mujeres que usan un método reversible, usan píldoras anticonceptivas.
La razón por la cual la mayoría de las mujeres toman píldoras anticonceptivas es la facilidad de su uso y su bajo nivel de fracasos. Solamente tres de cada cien mujeres que toman píldoras anticonceptivas quedan embarazadas, y esto usualmente ocurre porque se les olvidó tomar una pastilla. Además, algunas latinas informan que disfrutan de la espontaneidad que les permite el no tener que pensar ni planificar cuándo van a tener contacto sexual del pene con la vagina.
Investigaciones recientes indican que tomar la píldora puede proteger a las mujeres contra el cáncer de los ovarios y del endometrio. A la vez, al parecer la píldora aumenta las posibilidades de contraer cáncer del seno y cáncer cervical en las mujeres que fuman. Además, las mujeres con diabetes, enfermedades del corazón, apoplejía o problemas circulatorios están entre aquellas a quienes no se aconseja tomar la píldora. Finalmente, la píldora no protege contra las enfermedades de transmisión sexual.
La píldora viene generalmente en paquetes que contienen una cantidad para 21 o 28 días. El paquete para 28 días contiene 7 pastillas que son placebos. Se cree que el paquete de 28 días ayuda a la mujer a adquirir el hábito de tomar una pastilla diaria.
Con respecto a su contenido químico, hay cuatro definiciones principales de píldoras anticonceptivas:

    1. Píldora monofásica: da una cantidad constante de hormonas durante el mes.
    2. Píldora trifásica: varía las hormonas para que se aproximen más al patrón de la mujer.
    3. Píldora combinada: contiene estrógeno y progesterona.
    4. Minipíldora: sólo provee progesterona. Para que esta píldora sea efectiva, es importante que la mujer no se salga de su calendario asignado.

Inyecciones

En 1992 aparecieron en los Estados Unidos las inyecciones anticonceptivas Depo-Provera. La efectividad anticonceptiva de estas inyecciones dura 90 días. Aunque hay un período de 30 días después de los 90 días en que disminuye la probabilidad de embarazo, se recuerda a las mujeres que la posibilidad de quedar embarazadas es más alta en esos 30 días que durante los primeros 90 días después de la inyección. Únicamente 1 de cada 300 a 400 mujeres queda embarazada usando este método. Una de las preocupaciones con las inyecciones Depo-Provera es que una vez que dejas de ponértelas, puede llevarte hasta 2 años recuperar tu fertilidad.
La inyección está hecha de una hormona sintética semejante a la progesterona. Del día 14 hasta el día 90 después de la inyección, una mujer queda protegida del embarazo. Como la inyección no contiene estrógeno, el riesgo de efectos secundarios relacionados con el estrógeno queda eliminado. Sin embargo, ocurren otros efectos secundarios (sangrado irregular, aumento de peso, depresión) de los que debes informar a tu proveedor de servicios de salud. Tú eres quien debe decidir si los efectos secundarios son aceptables o no. Tu proveedor de servicios de salud te indicará si los efectos secundarios son lo suficientemente severos como para descontinuar las inyecciones.

Implantes (Norplant)

En 1990 la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) aprobó el sistema Norplant, que requiere de la implantación en el brazo de la mujer de 6 cápsulas hechas de un plástico flexible. El sistema controla la natalidad por hasta cinco años por medio de la emisión lenta de progestina. Durante el primer año, sólo 1 de cada 500 mujeres queda embarazada.
Para colocar el implante en tu brazo, el proveedor de servicios de salud te anestesia el área, hace la incisión necesaria y coloca el implante. El implante produce algo de sensibilidad los primeros días en el área donde fue insertado. Las mujeres de brazos delgados podrán ver las cápsulas colocadas en la parte de abajo del brazo.
El implante puede causar dificultades (cicatriz, dolor) cuando se quita. Para quitarlo se requiere de cirugía menor, pero este procedimiento es más difícil que cuando se colocó, ya que se ha formado tejido nuevo alrededor de las cápsulas. Algunas mujeres han necesitado operaciones hechas en dos visitas para retirar el implante.
Si tomas otros medicamentos y estás pensando en usar el sistema Norplant, necesitas discutir esto con tu proveedor de servicios de salud, ya que algunos anticonvulsivos y algunos antibióticos pueden reducir la efectividad del sistema.

Métodos quirúrgicos

En todo el mundo, la esterilización quirúrgica es el método anticonceptivo más comúnmente usado. En este procedimiento, el cual no es reversible, se impide que los óvulos viajen desde los ovarios y pasen a través de las trompas de Falopio. Específicamente, tu cirujano te cortará las trompas de Falopio y las prensará o cauterizará. A lo sumo, el procedimiento consistirá en una incisión de menos de 2 pulgadas de largo y el riesgo quirúrgico es mínimo. No se conocen complicaciones a plazo largo debidas a este procedimiento.
No se necesita una histerectomía, es decir, la extirpación de los ovarios o del útero para la contracepción.

Venga deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies