Consejos para Limpiar tu Cafetera Italiana y dejarla reluciente

La cafetera italiana forma parte de nuestra vida cotidiana desde hace más de 80 años. Su éxito radica en que es fácil de usar, no cuesta mucho y con un correcto mantenimiento puede durar muchos años, ya que es totalmente mecánica. Limpiar la cafetera italiana después de cada uso es el secreto para que se mantenga y funcione como el primer día durante mucho tiempo.

Mientras que limpiar una cafetera exprés a fondo es complejo, en el caso de la cafetera italiana el proceso es muy sencillo y no hace falta más que agua y jabón. A pesar de lo que dice el mito, el jabón es adecuado para limpiar la cafetera italiana y no modifica el sabor de su café. Con estos pasos tu cafetera quedará limpia y perfecta.

DESMONTAR LA CAFETERA

Cada una de las partes de la cafetera se tiene que limpiar por separado para eliminar realmente todos los restos y posos de café. Una vez desenroscadas las dos partes de la cafetera, vaciamos el embudo que contiene el café molido. Después separamos la goma y el filtro que se encuentran en la base de la parte superior. Con esto tendremos las 5 piezas por separado.

COMPROBAR EL TIPO DE CAFETERA

Existen diferentes tipos de cafeteras que pueden ser de acero inoxidable o de aluminio. En algunos casos, las instrucciones de cómo limpiar una cafetera de acero inoxidable indican que son aptas para lavavajillas. En este caso, ponemos las partes por separado en la parte superior del lavavajillas e iniciamos el programa habitual.

En otros casos, especialmente las de aluminio, hay que lavarlas a mano. En este caso no podemos usar productos abrasivos ya que tanto el aluminio como el acero inoxidable se rayan con facilidad.

DESINCRUSTAR LOS RESTOS

Poner a remojo las diferentes partes de la cafetera en agua caliente con un poco de jabón facilita muchísimo la limpieza, especialmente si se han quedado restos de café pegados. De esta forma, tendrás que frotar mucho menos. Este truco también sirve para limpiar el filtro de una cafetera de goteo.

¿Y SI SE HA QUEMADO?

En algunos casos, la cafetera puede llegar a quemarse, especialmente si usamos fuego de gas. En este caso existe una solución para limpiar una cafetera italiana quemada. Prepara una mezcla de agua caliente y vinagre a partes iguales y una cucharada de bicarbonato. Sumerge la parte quemada en esta mezcla y deja hasta que se haya enfriado. Después ya puedes seguir con el proceso habitual de cómo limpiar una cafetera de aluminio o italiana.

ASÍ SE LIMPIA LA PARTE INFERIOR

No existe un orden para limpiar la cafetera de aluminio o italiana. Pero generalmente la parte inferior es la que menos se ensucia. A pesar de eso, es importante limpiarla con agua tibia y jabón para eliminar restos de cal, y enjuagar muy bien antes de dejarla secar.

EL FILTRO

Una vez vaciado el embudo que contiene el café molido, es importante limpiarlo a conciencia ya que pueden quedar restos de café en los pequeños orificios. La mejor manera de limpiar a fondo el filtro de la cafetera italiana es usar un cepillo de dientes limpio, solo para este uso, para ayudar a eliminar los granitos de café. También puedes golpear un poco el filtro con cuidado para que se desprendan los restos.

EL FILTRO SUPERIOR

La cafetera italiana cuenta con dos filtros, el cacillo donde se pone el café molido o embudo, y el filtro que va unido a la goma en la base de la parte superior. Es muy importante mantener este filtro muy limpio ya que su papel es fundamental, impide que los posos se mezclen con la infusión. Puedes usar el mismo cepillo que con el otro filtro.

LA PARTE SUPERIOR

Generalmente, la parte superior de la cafetera italiana tiene forma octogonal y, por tanto, más rincones y ángulos donde quedan restos de café. Para mantenerla limpia y en buen estado, déjala un poco más en remojo. Después, el cepillo de dientes que ya hemos usado en los filtros, puede ayudarte a llegar a todos los rincones. En las otras partes de la cafetera, es suficiente con usar agua tibia y jabón para dejarla limpia.

LA GOMA

La última parte, pero no la menos importante. Limpiar la goma con agua y jabón después de cada uso ayuda a alargar su uso. Pero también nos sirve para comprobar si hay que cambiarla. La goma debe ser de color claro, cuando coge tonos verdes, amarillos o grises, hay que sustituirla por otra para que la cafetera siga funcionando correctamente.

Una vez limpias todas las partes de la cafetera y muy bien enjuagadas para eliminar cualquier resto de jabón, es conveniente dejarlas secar. La mejor manera es al aire y volver a montar la cafetera una vez estén bien secas.

Así es cómo debemos limpiar una cafetera italiana de aluminio o de acero inoxidable a diario, después de cada uso. En otros casos, puede que la cafetera necesite una limpieza a fondo.

CÓMO LIMPIAR A FONDO UNA CAFETERA ITALIANA POR DENTRO

Tanto si nuestra cafetera tiene muchos restos incrustados como si tenemos que limpiar una cafetera de acero inoxidable quemada por dentro, el vinagre es nuestro gran aliado. El método es parecido al que hemos visto para las partes oscurecidas y quemadas.

Para que la cafetera quede impoluta y asegurar una limpieza a fondo, llena el depósito del agua con agua y vinagre a partes iguales. Monta la cafetera con todas sus piezas sin poner café en el cacillo. Lleva la cafetera al fuego y deja que haga todo el proceso, que toda el agua suba a la parte superior. Apaga el fuego y deja que se enfríe. Una vez fría, desmonta la cafetera, vacíala y limpia todas sus partes con agua y jabón.

Mantener limpia la cafetera italiana es la mejor forma que siga funcionando como el primer día y podamos seguir disfrutando del mejor café.

Si quieres conocer más sobre la cafetera italiana y cómo preparar el mejor café, en Bonka encontrarás información.

Últimos comentarios

Venga deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies