¿Conoces el significado de los emoticonos?

En la comunicación entre seres humanos y algunos animales, la expresión corporal y los gestos faciales ocupan un rol preponderante. De hecho, hay muchos especialistas que atribuyen al lenguaje no verbal una mayor importancia en la transmisión de la información, con respecto a la elección de las palabras y al mensaje que queremos transmitir.

Comunicación no verbal

Esto se explica, pues el cerebro humano tiene la capacidad de discernir las intenciones y algunos pensamientos de nuestras contrapartes en una conversación, a través de la observación de los gestos y ademanes que éstos realizan. Según muchos científicos, las personas podemos determinar de modo sencillo si una persona miente, oculta información, si intenta manipularnos, ejercer violencia en nuestra contra, entre otros; a través de la percepción de algunas señales; generando esto una reacción de rechazo hacia nuestro interlocutor, a pesar de que no seamos conscientes -racionalmente hablando- de la razón que lo produce.

Lo mismo ocurre con aquellas personas con las que nos sentimos en confianza. En estos casos, nuestra mente percibe que aquellos con los que hablamos, tienen buenas intenciones hacia nosotros, a través de un análisis de su expresión corporal, gestos faciales, mantenimiento del contacto visual cara a cara, entre otras señales. Es por ello, que a veces podemos llegar a sentir una gran simpatía hacia algunas personas, mientras que podemos sentir hacia otras, profundo recelo, a pesar de no conocerlas durante un tiempo prolongado.

Medio para comunicar, persuadir y disuadir

Este mecanismo no es infalible, pero suele ser bastante acertado a la hora de forjarnos una primera impresión con respecto a otra persona. De hecho, es tan importante el medio de comunicación no verbal, que muchos estudiosos de la personalidad y la conducta, la toman en consideración con la finalidad de verificar su influencia en la transmisión de mensajes, en la persuasión (proceso de convencer a otros para estar de acuerdo con nuestras ideas o acciones) y en la disuasión (medio para garantizar el cambio de actitudes en terceros, mediante la amenaza de posibles castigos o perjuicios en su contra).

Los resultados de esos estudios han reflejado que las expresiones faciales y corporales juegan un papel de suma trascendencia en esas tres esferas de la comunicación, seguidas por otros elementos, tales como el tono de voz y el mensaje que se transmite al hablar. Muchos de los cursos de oratoria, liderazgo y mercadeo que actualmente se dictan a nivel mundial, toman como punto de partida la importancia de la gestualidad en el proceso comunicativo.

Emoticonos

Y esta importancia es tanta, que muchas personas suelen comunicarse en la actualidad empleando imágenes o conjuntos de caracteres, que pretenden informar a otros individuos o grupos de éstos, sobre sus estados de ánimos, su aprobación o rechazo sobre actitudes o conductas, sus sentimientos con respecto a algo o alguien y muchas otras cosas más. Este tipo de comunicación se lleva a cabo mediante emoticonos (de “emoción” e “íconos”) y resulta para algunos un mejor mecanismo para explicar una idea o un sentimiento. Sin embargo, se consideran como un complemento de la comunicación verbal para correos electrónicos, redes sociales, foros o mensajes privados de texto o multimedia.

Significados

Por regla general los emoticonos tienden a ser fácilmente discernibles por cualquier persona en cualquier parte del mundo, en virtud que la amplia mayoría de ellos tienden a estar relacionados con emociones universales, como la alegría (representada por caras sonrientes con bocas abiertas o cerradas), tristeza (caras con comisuras de los labios hacia abajo, caras llorando), ira (caras con el ceño fruncido o de un rojo intenso), amor (corazones, bombones y caras con ojos en forma de corazones) y muchas otras.

Algunos emoticonos no hacen referencia a emociones, sino a gestos de aprobación o desaprobación, así como otros que pueden tener mayor cantidad de significados, atendiendo principalmente a diferencias regionales. Entre los emoticonos que pueden ser percibidos de forma distinta por personas de distintas nacionalidades, tenemos la mano que cuenta con tres dedos extendidos y forma un círculo entre los dedos índice y pulgar. Este suele ser considerado por la mayoría como un gesto de aprobación, mientras que en otros países puede asumirse como un insulto. Por otra parte, la cara que cuenta con las cejas elevadas, mirada a la derecha y media sonrisa, puede ser percibida por muchos como una insinuación sexual, mientras que para otros puede hacer referencia al dominio de determinada habilidad o posesión de un conocimiento muy preciado. El emoji que representa dos manos unidas palma con palma, se conoce en muchas latitudes de occidente como medio para pedir un favor o hacer referencia a la oración religiosa, mientras que en Japón representa gesto de agradecimiento y también se utiliza para pedir disculpas.

Sin embargo, hay otras cuyo significado puede ser más difícil de determinar por el público general, pues resultan dificiles de vincular con un sentimiento, acción o ideas específicos. Entre ellos tenemos la cara sonriente al revés, cuyo significado real hace referencia a una broma o una respuesta sarcástica. El emoticono que representa la luna llena, puede representar el propio satélite natural de la tierra o algo tenebroso. La persona con los brazos en forma de X, representa la negación a alguna oferta o propuesta, así como un rechazo a cierta persona o situación. La imagen de una persona con las manos sobre la cabeza y los dedos entrelazados da cuenta de que alguien se encuentra bien.

Venga deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies