Conoce que tipos de fobia o miedos existen

Si bien el miedo es necesario para la subsistencia de las especies, al ser un mecanismo que alerta al cuerpo sobre la presencia de un peligro inminente, hay veces en las que éste toma proporciones tan grandes, que nos complica realizar determinadas actividades cotidianas y, en definitiva, vivir nuestras vidas como queremos. El miedo es una respuesta instintiva a situaciones que percibimos como amenazantes, a pesar que, en ocasiones, la amenaza pueda estar exclusivamente en nuestras imaginaciones. Este sentimiento prepara al conjunto de órganos, para otorgar una respuesta a aquello que atenta contra nuestra seguridad personal, bien sea, enfrentándolo o huyendo de su presencia.

Evidencia física del miedo

Entre las consecuencias fisiológicas más comunes ante el miedo, tenemos el aumento de las palpitaciones cardíacas, dilatación de pupilas, aumento del tono muscular, mayor sudoración, disminución de la actividad del sistema inmunitario, aumento del ritmo respiratorio, entre otras reacciones. Otra cara de la respuesta corporal, menos conocida, es el aumento en la producción de glucosa, pues cuando se escapa de algo que se teme, los animales tienden a utilizar la energía de los alimentos, para evitar tener que conseguir alimentos mientras emprenden la huida.

Trastornos

El miedo, dentro de los parámetros normales, es un aliado positivo en el resguardo de nuestras vidas, pues nos permite llevar a cabo las acciones requeridas para salvarla, poniendo toda nuestra atención en el peligro que estamos afrontando. No obstante, hay ocasiones en las que el miedo se dispara ante situaciones que no representan ninguna amenaza real para nosotros. Esto sucede muy a menudo en el contexto de trastornos psicológicos como el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), trastornos de ansiedad, ataques de pánico y síndrome de estrés postraumático. En estos casos, tiende a generarse una respuesta fisiológica, sin detonantes, haciendo sentir mal a las personas que los padecen, por tiempos prolongados.

¿Qué son las fobias?

Una mención aparte merece el caso de las fobias, pues éstas generan la misma activación fisiológica del miedo, ante estímulos que no representan un peligro real para la persona o, en todo caso, significan una amenaza mínima para ella; lo que deriva en una sensación de malestar profundo. Esta sensación de incomodidad, producida ante detonantes específicos, no puede ser explicada en términos racionales por quien lo padece, ni puede controlarse. Las fobias causan que las personas eviten entrar en contacto con la situación u objeto que les generan malestar, lo que puede producir un aumento en la sensación de temor.

La amígdala cerebral

En los casos de las fobias y los trastornos del miedo, hay una gran participación de una estructura neurológica conocida como “amígdala cerebral”, a la cual se le conoce como el centro emocional del cerebro. Ésta se conforma por dos núcleos neuronales y se encuentra justo encima del tronco cerebral. Cuando un ser se enfrenta a la presencia de algún estímulo que produzca miedo, dicha estructura cerebral, comunica la instrucción al hipotálamo, para activar la reacción fisiológica en los órganos y la liberación de neurotransmisores como la adrenalina, noradrenalina y dopamina. La amígdala también guarda información de “traumas” generados en algún momento, lo que hace difícil superar el miedo que nos producen determinadas situaciones.

Temor irracional

En la realidad de la vida social de los seres humanos de la actualidad, es poco frecuente que nos enfrentemos a situaciones que amenacen nuestras vidas, como era el caso de nuestros antepasados. Esto hace, que la amígdala se active en situaciones que representan un grado significativamente menor de incomodidad para las personas modernas, las cuales pueden sentir algunos de los efectos del miedo, a través de situaciones cotidianas, tales como embotellamientos del tráfico, tensiones en el trabajo, discusiones con otras personas, cometer errores insubstanciales, entre otras.

Recomendaciones

Si padeces alguna fobia o miedo irracional y has experimentado situaciones como las que reseñamos anteriormente, te recomendamos acudir a especialistas en el área psicológica o psiquiátrica, quienes podrán ayudarte a combatirlos, e incluso, superarlos. En la actualidad, existen diversos estudios científicos que exaltan las bondades de la terapia cognitivo conductual (TCC), para enfrentar muchos trastornos de ansiedad, así como fobias, mediante un conjunto de herramientas, que los especialistas en esta vertiente de la psicología, manejan a la perfección. No obstante, hemos de aclarar que no todas las personas reaccionan de igual manera a este tipo de intervenciones, por lo cual, te invitamos a buscar la opción que te reporte un mayor nivel de bienestar.

En ocasiones, puede resultar necesario, complementar las consultas psicológicas con medicación, cuando los efectos de la ansiedad o el pánico resulten muy adversos; por lo cual te instamos a consultar con un médico o un psiquiatra cuando te veas muy afectado por síntomas físicos muy molestos o incapacitantes. De igual modo, te hacemos un llamado a evitar la automedicación y a cumplir con las recomendaciones de tu psicólogo o médico tratante.

Fobias o miedos existentes

A continuación, haremos un repaso por las fobias y miedos irracionales más comunes (y algunos que no los son tanto), para que constates que, tal como sucede en el caso de los gustos: para miedos, colores.

Ablutofobia

Esta condición la padecen las personas que sienten un rechazo instintivo a realizar actos de higiene, tal como bañarse o asearse.

Acluofobia

También conocido como “miedo a la oscuridad”, es aquella situación de temor patológico ante espacios de escasa o ninguna luminosidad, siendo muy común en niños, pero también en algunos adultos.

Acrofobia

Si cuenta con un miedo excesivo e irracional a las alturas, puedes padecer de este tipo de fobia. Cabe destacar, que es común tener cierto temor a las alturas, cuando éstas representan un peligro para nuestras vidas. Sin embargo, si se sale de control, podrías estar siendo afectado por esta condición.

Afenfosfobia

Este padecimiento resulta muy común en algunas condiciones psicológicas, tal como el trastorno obsesivo compulsivo, y se caracteriza por la aversión a ser tocado por otros seres humanos.

Agatorafobia

Muy común en nuestras sociedades, esta fobia contempla el miedo irracional a ser abandonado o rechazado.

Agorafobia

Muchas personas que sufren de ataques de pánico, tienden a desarrollar este tipo de fobia, la cual contempla temor a los espacios abiertos y a encontrarse entre una multitud.

Ailurofobia

Es la aversión patológica por los gatos domésticos.

Alectorofobia

Por poco probable que parezca, hay personas que padecen miedo desproporcionado por los pollos.

Amatofobia

Es una condición bastante común en algunas personas que padecen trastorno obsesivo compulsivo, y se presenta cuando se siente un miedo inexplicable por el polvo o suciedad.

Amaxofobia

Muy presente en personas que han sufrido accidentes automovilísticos de grandes consecuencias, la amaxofobia, es el miedo irracional a conducir o a los vehículos.

Androfobia/ginefobia

Estas fobias vienen determinadas por el miedo irracional ante hombres (androfobia) o mujeres (ginefobia).

Anuptafobia

Representa el temor a quedarse solo.

Apifobia

Si cuentas con una gran aversión contra las abejas, puedes estar padeciendo esta fobia.

Apotemnofobia

Es el miedo paralizante que causa el ser sometido a amputaciones o el que se genera ante la presencia de personas a que han padecido de éstas.

Aracnofobia

Inspirando el nombre de una película norteamericana de los 90’s, esta fobia representa el temor excesivo a las arañas.

Asimetrifobia

Aversión a las cosas asimétricas.

Astrafobia

Esta fobia es muy habitual en muchos animales (entre ellos, el humano) y se presenta por el rechazo de los truenos y relámpagos.

Atelofobia

Este es una condición poco común, y la padecen quienes tienen miedo a la imperfección o a ser imperfectos.

Atiquifobia

Bastante común en sociedades muy competitivas. Representa el miedo al fracaso.

Aurofobia

Aunque parezca mentira, existen personas que cuentan con un miedo irracional al oro.

Batofobia

Este es un miedo que se evidencia al encontrarse cerca de edificios altos.

Cacofobia

Si no puedes tolerar el miedo a la fealdad, puedes estar padeciendo de esta condición.

Caetofobia

Representa el rechazo visceral a los seres peludos.

Caliginefobia

Es el miedo o la aversión a las mujeres atractivas.

Catagelofobia

Este tipo de fobia suele estar muy presente en nuestras sociedades, y se evidencia por el temor a hacer el ridículo.

Cinofobia

A pesar que los perros son los mejores amigos del hombre, hay personas que les temen de modo desproporcionado.

Claustrofobia

Es el muy popular miedo a los espacios cerrados.

Coitofobia

Esta condición cursa cuando una persona siente un rechazo instintivo a mantener relaciones sexuales.

Corofobia

A pesar de las capacidades que podrías tener para lucirte en la pista de baile, si tienes corofobia, vas a tener mucho miedo de bailar.

Coulrofobia

Sin mencionar la gran cantidad de películas de Hollywood, que cuentan con payasos que matan personas, si tienes miedo ante este tipo de profesionales del entretenimiento, puedes sufrir coulrofobia.

Decimalofobia

Aunque a veces los números decimales complican más cosas que las que facilitan, hay quienes se sienten amenazados por éstos.

Dendrofobia

A pesar de ser poco común, el miedo a los árboles puede hacerse presente en muchas personas.

Dromofobia

Es el miedo patológico por cruzar las calles.

Enosiofobia

Miedo a cometer un pecado o ser criticado por otras personas.

Equinofobia

Es el miedo irracional que algunas personas sufren con respecto a los caballos.

Filofobia

Si sientes un temor no fundamentado con enamorarte, puedes ser víctima de este tipo de fobia.

Fobia social

Contempla un conjunto de aversiones o temores, que se presentan a través de la interacción entre un individuo y el resto de miembros de su especie. En este contexto, tenemos el miedo al rechazo, humillación, persecución, evaluación, entre otros.

Glosofobia

Es el miedo patológico que sienten algunas personas ante la idea de hablar en público o dar discursos.

Hexakosioihexekontahexafobia

A través de la influencia de la religión, hay muchas personas que temen al número 666.

Iofobia

Es la preocupación excesiva por ser envenenado.

Lepidopterofobia

Es una fobia poco frecuente y tiene como desencadenante el temor a las mariposas.

Neofobia

Representa la aversión o miedo ante las cosas o situaciones nuevas.

Ofidiofobia

Más allá del temor que podamos sentir la mayoría de los seres humanos ante las serpientes, en virtud de la posibilidad de envenenarnos a través de su mordida, hay personas que sufren miedo irracional ante esa clase de animales.

Paralipofobia

Es el temor infundado en contra de las responsabilidades.

Parascevedecatriafobia

Es una fobia muy común, probablemente impulsada por la cultura popular, la cual contempla una profunda aversión ante los viernes 13.

Pedofobia

Aunque sumamente inusual, hay personas que padecen de temores infundados hacia lis niños.

Talasofobia

Aversión al mar o a extensiones muy grandes de agua en la naturaleza

Venga deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies