Cómo evitar los errores más comunes al hacer fotografías con cámaras de teléfonos móviles

Es buena idea, con baja iluminación, apoyarnos en alguna superficie para conseguir reducir la vibración o separar la cámara del cuerpo a la mitad de la distancia que den nuestros brazos, que será la distancia de mayor estabilidad. Otro buen consejo es el de aguantar la respiración durante la fotografía. Quizá menos conocido sea activar el disparo retardardo. Ésto evitará la vibración que producimos en la cámara al apretar el botón de captura, nos mantendremos quietos entonces hasta que el tiempo se agote y la cámara acabe de hacer su trabajo.

2. La iluminación. La iluminación es muy importante a la hora de tomar una fotografía, no sólo por la composición, sino porque nuestra cámara móvil reaccionará más lentamente. Una pobre iluminación en cámaras sin flash provocará que el obturador permanezca más tiempo abierto y, por tanto, haya más posibilidades de un desenfoque o de que los colores de la toma no sean los más apropiados o los que buscábamos. Debemos tener presente que un objeto lejano que queramos fotografiar usando el zoom recibirá también menos luz del flash o ninguna.También habremos de cuidar las imágenes a contra luz pues, aunque lo recomendable es que la luz se proyecte sobre la superficie del objeto que estamos fotografiando, es un buen recurso artístico y tendremos que evitar que el foco luminoso incida directamente sobre el objetivo de nuestra cámara. De esta forma evitaremos imágenes quemadas y/o efectos luminosos que arruinen nuestra fotografía.

3. Imágenes torcidas. Las imágenes han de estar alineadas con respecto a algún objeto que aparezca en la toma. Si es una fotografía de un paisaje, el horizonte será el que habrá de estar completamente recto. En fotografías urbanas podremos utilizar líneas de edificios, farolas, la línea del suelo, etc. Algunas cámaras tienen la opción de habilitar una práctica rejilla que nos ayudará a alinear nuestra fotografía al objeto que queramos. En algún modelo de cámara hemos podido observar un nivel digital para ayudarnos a que nuestra cámara esté completamente recta. No debemos prestar atención a esta “ayuda” ya que lo corriente es que, aunque nosotros estemos completamente rectos, los objetos que nos rodean no lo estén (suelos desnivelados, edificios inclinados, etc).

4. Ojos rojos. No son más que el resultado de la proyección de la luz del flash de nuestra cámara en la retina y que devuelve una luz roja al dilatarse los ojos por la luz y que muchas cámaras corrigen lanzando algunas ráfagas de flash antes de tomar la verdadera fotografía. Si la cámara de nuestro móvil no tiene modo “Reducción de ojos rojos”, un consejo muy útil es que avisemos a los retratados de que no deben mirar directamente al flash durante la captura, de esta forma evitaremos ese molesto reflejo de color rojo en los ojos de nuestros modelos.

5. Obstruir el objetivo. Por último, y no por ello menos importante, sujetaremos nuestro móvil con firmeza cuidando que nuestros dedos no obstruyan el objetivo o conseguiremos que nuestros retratos estén parcialmente (o completamente) cubiertos por esa mancha oscura que muchas veces no conseguimos identificar y que no son más que nuestros propios dedos.

Para terminar este nuevo capítulo del curso os daremos el mismo consejo que damos siempre y que será el que realmente nos haga llegar a ser buenos fotógrafos: practica, practica y practica.

Venga deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies