Como curar las rozaduras entre las piernas

 

Muchos de nosotros hemos pasado en algunas ocasiones, por las molestias que causa la irritación de la piel de los muslos, la cual tiende a producirse cuando el clima es muy cálido e interviene la generación de sudor. En este cálido verano español, es muy probable que algunos suframos de rozaduras, en los muslos, las cuales tienden a ser tan incómodas, que pueden llegar a interrumpirnos en la realización de las actividades rutinarias. Sin embargo, resulta muy oportuno saber distinguir entre los enrojecimientos de la piel, para determinar exactamente si se trata de una rozadura o de alguna otra condición adversa.

Tiña inguinal

Si presentas un enrojecimiento de la piel de la parte superior del muslo, que se extiende hasta la zona inguinal o de la entrepierna, y la lesión exhibe un borde claramente definido y causa picor, ardor y una descamación importante, es probable que padezcas de la desagradable tiña inguinal, la cual es un tipo de micosis que también resulta bastante molesta. Esta infección es causada por el hongo tinea cruris, siendo muy común que esta prolifere en espacios oscuros y húmedos de la piel. Por tanto, es muy probable que, si eres deportista o sufres de sobrepeso, puedas contar en algún momento con la presencia de esta tiña. También podría que el hongo haya pasado a ti, al compartir toallas con otras personas u otro tipo de implementos que puedan estar en contacto con la zona.

Esta afección se cura fácilmente, si mantienes el área inguinal seca y limpia y te aplicas algún antimicótico de venta libre. Si sigues estos pasos, la micosis debería ceder en un período de 3-4 semanas desde el inicio del tratamiento. Sin embargo, si la afección no desaparece o se agrava, deberás consultar a un médico para adoptar medidas alternativas, lo cual podría conducir a tratamientos con medicamentos de venta bajo prescripción.

Trombosis profunda

Esta posible afectación de la salud tiene consecuencias más relevantes que la anterior, pues tiene como origen la formación de coágulo sanguíneo en los vasos que se encuentran en los muslos, pudiendo ser éstos venas o arterias. Esto produce que la irrigación sanguínea no sea la adecuada y que los órganos no reciban la cantidad de sangre que deberían, lo cual puede generar que se afecten de modo significativo. También es probable que los coágulos abandonen su lugar de formación inicial y lleguen a órganos importantes y pongan, inclusive, la vida en riesgo. Esto en ocasiones se manifiesta por factores genéticos hereditarios, pero llevar un estilo de vida saludable, con dietas equilibradas y ejercicio físico regular, puede ayudarte a disminuir su incidencia o a evitarla del todo.

Los síntomas más comunes de una trombosis profunda, es el enrojecimiento, dolor e inflamación de la zona afectada, así como dilatación de los capilares superficiales. En los muslos, la lesión puede sentirse caliente al tacto. Si sufres estos síntomas, deberás acudir al médico, para que te indique el tratamiento que debes seguir, el cual puede incluir la ingesta de medicamentos, cambio de rutinas e inclusive intervenciones quirúrgicas, si la condición lo amerita.

Dermatitis por contacto

Las dermatitis por contacto se generan cuando nuestra piel reacciona de forma “exagerada” ante sustancias o materiales específicos. Esta hipersensibilidad (como se denomina en el argot médico) se produce como reacción al tocar o mantener el contacto con químicos, plantas, telas, metales, entre otros, con las cuales la persona ha sido sensibilizada previamente. En los muslos, es común que se genere esta reacción, por la tela de los pantalones, el uso de jabones o perfumes o el contacto con llaves, elaboradas en metales específicos. La evidencia clínica se presenta cuando una porción de la piel toma un tono rojizo, existe un intenso picor y hemos estado expuestos a elementos que puedan causar hipersensibilidad.

Esta afección no es transmisible y no representa una amenaza para nuestras vidas, a pesar que puede resultar bastante molesta. Estas reacciones remiten fácilmente, cuando evitamos tocar o rozar nuestra piel con los factores desencadenantes, aplicamos compresas de agua fría y caliente, utilizamos cremas para combatir el picor y nos aseamos regularmente. Con estos cuidados, la evidencia puede desaparecer en un lapso de dos a cuatro semanas.

Rozaduras

Las rozaduras en los muslos, pudiéramos indicar que son las condiciones de más fácil resolución entre todas las que hemos mencionado hasta ahora. Cómo indicamos más arriba, éstas se presentan cuando hay un enrojecimiento y dolor, a través de la fricción que se puede producir entre la piel de los dos muslos o entre esta y las telas de la ropa que podemos utilizar sobre ellos. Esta afección es muy común entre personas con sobrepeso y ciclistas.

Sin embargo, el calor y la generación de sudor más el roce, es la causa más probable de esta molesta condición. Curar esta molestia es bastante sencillo si se evita el roce, así como si se aplican compresas frías en el área afectada, utilizando gel o aplicándote directamente los cristales de la planta aloe vera (o zábila, como también se le conoce), utilizando cataplasmas de avena húmeda, aceite de oliva tópico o yogur natural.

Sin embargo, la mejor opción para tratar este enrojecimiento y dolor, no es esperar a que se manifieste y después buscar alternativas para disminuirlo, sino al contrario, evitar que se manifieste del todo, tomando precauciones, a través de la utilización de sustancias o implementos que disminuyan la fricción. Para los precavidos, prevenir vale más que curar, y en cuánto a nuestra salud y bienestar, siempre es preferible adelantarse las situaciones que nos pueden incomodar.

Recomendaciones generales

Atendiendo a la importancia del resguardo de tu bienestar y salud, te invitamos a consultar con tu médico de confianza, antes de tomar cualquier medida ante las rozaduras de muslos, las condiciones de salud que antes te indicamos o cualquier otra que puedas presentar en un momento determinado; pues son los especialistas en salud, quienes cuentan con el conocimiento requerido, para hacer frente a las dolencias o malestares que puedas presentar.

¿Cómo prevenir las rozaduras?

Con la intención de ayudarte a hacer frente a la molestia que causa la fricción de los muslos, y resaltando la importancia del acompañamiento médico, a continuación, te sugerimos varias ideas que puedes aplicar de modo sencillo para decir adiós a las rozaduras y disfrutar de una vida más plena y libre de preocupaciones. Sin más que añadir, empezamos.

Crema de caléndula

La caléndula o margarita (Calendula officinalis) es muy utilizada en muchas cremas y productos cosméticos, por su efectiva acción contra irritaciones cutáneas, eccemas, dermatitis y heridas. Esta planta también ayuda a cicatrizar más rápidamente y coadyuva a eliminar las marcas que se pueden producir en ese proceso. Otra de las ventajas que aporta, reside en reducir la inflamación, que se deriva de los roces en muslos, así como en aliviar el dolor que se deriva de este.

La presentación en crema, aporta todos los beneficios que contiene la planta, mientras que permite mantener tu piel, tersa e hidratada, lo cual se traduce en que no se presentarán las molestias de la fricción entre las piernas, pues ellas resbalarán entre sí. Esta crema se puede utilizar a lo largo de todo el día y debe aplicarse en la zona proclive a ser afectada, dejando que la piel la absorba.

Polvos de talco

Esta modalidad es quizás, la más utilizada a nivel mundial, para prevenir la irritación en los miembros inferiores. Estos polvos absorben el sudor que podemos producir a lo largo del día, el cual, sabemos que incide de modo importante en la irritación que producen las rozaduras. La naturaleza de su composición química, permite disminuir la fricción, hasta tal punto que muchos atletas olímpicos, tales como los de las especialidades de barras asimétricas, potros y anillas, lo emplean como medio de reducir los efectos negativos de la práctica del ejercicio físico sobre sus manos. Esto se aplica sobre las piernas y se puede dejar durante todo el día.

No obstante, hay dos motivos principales, que impulsan a que una gran cantidad de personas prefieran utilizar medidas de protección distintas a ésta. En primer lugar, desde la perspectiva estética, el talco puede generar manchas blancas en la piel e inclusive sobre la ropa, si se utiliza en grandes cantidades. Por otra parte, existen estudios científicos que dan cuenta de la posibilidad de que estos polvos contengan partículas de asbesto, lo cual pudiera favorecer la aparición de algunos tipos de cáncer, entre ellos, el de pulmón. Sin embargo, no hay unanimidad sobre su influencia como potenciador de la condición desfavorable de la salud, pues hay algunas administraciones gubernamentales que han determinado que su uso es seguro. Desde aquí, te instamos a utilizarlos con moderación y buscar opciones alternativas.

Desodorante en barra o en roll-on

En general, la aplicación de desodorantes en los lugares que pueden estar sometidos a rozaduras, tiende a ser una buena opción, pues permite disminuir la sudoración. Está opción también es muy utilizada a nivel global, pues, en primer lugar, pueden conseguirse fácilmente en cualquier farmacia o droguería; así como, porque son utilizados como parte fundamental de las rutinas diarias de aseo de la gran mayoría de personas. En este caso, sólo hay que constatar que los ingredientes que contiene el producto, no generen reacciones alérgicas en la piel.

El modo más adecuado de aplicación, es crear una fina capa sobre la piel y dejar que se seque. Luego de esto debemos vestirnos como la haríamos normalmente. Esto permite que la ropa no se impregne de desodorante húmedo, la cual es la principal causa de la generación de las famosas manchas blancas, que a veces se generan en las axilas y sus alrededores.

Aloe vera

La famosa planta de aloe vera (también conocida como sábila o zábila) ha tenido un importante auge en la industria de los cosméticos y del cuidado personal, en virtud de sus efectos beneficiosos sobre la piel y la salud en general. En realidad, ya muchas personas han constatado que la milagrosa planta ayuda a aliviar las quemaduras, a través de sus propiedades antinflamatorias; cicatriza heridas, por su capacidad de regeneración celular, hidrata la piel y previene las estrías. Existen muchos productos de aplicación tópica que contienen sábila e ingredientes adicionales, que ayudan a prevenir la inflamación de la piel producida por el roce, pero también podemos utilizar los cristales que traen las pencas de la planta, quitándole la piel verde que los recubre y frotándolos directamente sobre los muslos.

Vaselina

Compuesta de una mezcla de hidrocarburos, la vaselina es utilizada en muchos lugares del mundo, como medio para evitar rozaduras en distintas partes del cuerpo. Según diversos estudios, esta sustancia se puede utilizar de modo seguro, a pesar que muchas personas podrían llegar a pensar lo contrario, por su contenido similar al petróleo. Desde tiempos inmemoriales, el petrolato se ha empleado para aliviar la sequedad y la deshidratación de los labios a causa del frío, alivia la dermatitis que puede causar los pañales en bebés y adultos, entre muchos otros. Sin embargo, su uso no es recomendable si se padece de hipersensibilidad al producto, lesiones de acné o quemaduras solares. Es recomendable utilizar vaselina sin perfumes u otros aditivos, pues estos pueden aumentar la posibilidad de generar alergias.

Es muy oportuno utilizar esta sustancia durante el verano, aplicándola directamente sobre la piel, para garantizar que nuestros muslos no van a sufrir a causa de la fricción. Inclusive podemos zambullirnos en el agua de playa o de piscina al usarla, y no perderá su efecto beneficioso contra las rozaduras.

Bandas anti-roce

Estos complementos de nuestra indumentaria, resultan muy versátiles para ser utilizados debajo de la mayor parte de la ropa. En virtud de los materiales utilizados en su elaboración, permitirá que la piel de los muslos no se irrite al rozar entre sí. Existen muchas tiendas que venden este tipo de productos, principalmente en verano, por lo cual no va a ser muy difícil que puedas hacerte con un par. Son muy sencillos de utilizar, pues sólo tienes que colocarlos alrededor de los muslos y salir a vivir tu vida. Se puede utilizar con vestidos y pantalones cortos o largos.

Venga deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies