Beneficios de un buen desayuno para los niños

No sólo es el placer de iniciar el día con el sabor de un rico desayuno. Los beneficios de un buen desayuno para los niños también están directamente relacionados con un mejor rendimiento. Hoy los expertos ponen más énfasis en la importancia de la nutrición para el buen desempeño de los niños en la escuela.” Los niños que van al colegio con hambre sufren episodios de falta de concentración y no pueden llevar a cabo sus tareas igual que sus compañeros que toman desayuno”, dice el doctor Larry J. Brown, que ha trabajado como director del centro de Hambre y Pobreza de la Facultad de Nutrición de Tufts University. “Existe una clara amenaza al desarrollo intelectual en los niños que no se nutren de una forma adecuada”, añade.

Esa amenaza incluye bajos niveles en el proceso de razonamiento, la concentración y la habilidad para resolver problemas matemáticos.”Se ha probado que los niños que desayunan sacan notas más altas. Al levantarse, después de 10 horas sin comer, el nivel de azúcar en la sangre es bajo, cuando el azúcar sube con el desayuno el cerebro también piensa mejor”, comenta Angie Placeres, nutricionista que ha laborado en la Florida International University.

“El mismo gobierno ha iniciado un programa de reconocimiento del desayuno para potenciar los beneficios de un buen desayuno para los niños”, destaca Kathy Stone, dietista. Algunas escuelas tienen un programa de desayuno para los niños de familias de escasos recursos económicos. Por otra parte, en un estudio titulado Kids Take on Breakfast (Los niños y el desayuno), llevado a cabo a nombre de la compañía de cereales Post, entre 1,000 niños de edades comprendidas entre los 9 y los 12 años, 87 por ciento admite que presta más atención en la escuela después de consumir el desayuno y 85 por ciento dice sentirse más despierto.El estudio, no obstante, también ha encontrado que no todos lo toman en cuenta. El 48 por ciento no desayuna “a veces”. El 32 por ciento no desayuna dos veces a la semana.A raíz del estudio Kids Take on Breakfast, Post ha iniciado una campaña en las escuelas sobre la importancia del desayuno.Tan importante como ingerir el desayuno, lo es hacerlo de una forma balanceada.”La variedad es indispensable, así se tiene la oportunidad de consumir los diferentes nutrientes”, comenta Stone.

El desayuno ideal incluye una proteína, que puede venir de la leche, el queso, el huevo, el yogurt, la mantequilla de maní o el jamón. La tocineta y las salchichas no son recomendables con frecuencia, contienen mucha grasa y no las cuenta como una buena fuente de proteína. A la proteína se suma un cereal bajo en azúcar. Si los niños son muy aficionados a aquellos azucarados se pueden alternar una o dos veces a la semana y combinárselos con muffins o pan integral.”Es cuestión de inventarles recetas sanas y provocativas”, indica Stone. “Un muffin integral puede tener vegetales como la zanahoria y el calabacín y al mismo tiempo tiene el dulce que le gusta a los niños”, cita como ejemplo.La fruta fresca es una excelente opción y tiene muchos beneficios de un buen desayuno para los niños.

También lo es el zumo de naranja; en caso de que no sea recién exprimido, lo mejor es elegir uno que sea ciento por ciento naranja y no bebidas con sabor a naranja, donde la vitamina C no es natural sino agregada, de acuerdo con Stone. La mantequilla está bien, pero con moderación. En el caso de la margarina, que viene de ingredientes vegetales, aconseja buscar la que tenga el menor porcentaje de grasa saturada.Para los niños con sobrepeso la primera alternativa no es una dieta y menos al desayuno. Los más adecuado es una mayor actividad física y menos televisión. “Cuando se le dice al niño que no puede comer algo, ese alimento se hace más deseable”, comenta Stone. Hasta las donuts pueden tener cabida en el desayuno siempre y cuando no se conviertan en una rutina.Alterno al estudio de Post, Kellogg’s también tomó cartas en el asunto del desayuno. Placeres es la representante de la campaña de Kellogg’s, K-sentials. “Se están fortificando los cereales más populares con más hierro, calcio y zinc.

El 80 por ciento de los niños en Estados Unidos no consume suficiente de esos nutrientes”, comenta. La compañía editó un folleto en español sobre los beneficios de un buen desayuno para los niños incluyendo los cereales en el desayuno.Al valor del desayuno y sus componentes, Placeres le añade la importancia de hacer de esta primera comida del día una sana costumbre. “El 30 por ciento de los niños no desayuna porque sus padres no lo hacen o no tienen el tiempo. Hay que empezar por crear el hábito, sentarse con ellos a desayunar”, concluye.Cuatro desayunos rápidos y equilibrados.

  • Un pan o muffin integral, cereal con leche y una fruta.
  • Un bagel con una lasca de queso y una fruta.
  • Yogurt con cereal y un vaso de zumo.
  • Un par de waffles -preferiblemente integrales- con fruta y un vaso de leche

Venga deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies