Barra de cereales y control del colesterol

En la actualidad existe en el mercado de la alimentación una gran oferta de productos que por su composición, independientemente de la aportación en macronutrientes y micronutrientes, produce o pueden producir efectos beneficiosos para la salud. Son los denominados alimentos funcionales.

A continuación se analizará un producto ofertado (barrita energética marca Hacendado) que anuncia beneficiosos efectos sobre el colesterol sanguíneo. El producto en cuestión es la típica barrita de cereales, cuyos ingredientes se descompondrán para el análisis detallado de los elementos que presumen de poseer claros efecto sobre el colesterol plasmático. Asimismo se tendrá en cuenta la cantidad diaria necesaria para la obtención de los posibles efectos, formando parte de una dieta equilibrada. Finalmente se estudiará si es de interés su incorporación en la dieta diaria así como posibles sustitutos más aconsejados para la obtención de los mismos efectos.

Introducción

El efecto hipocolesterolémiante anunciado el los cereales en general, y en nuestra barrita en particular, se basa, de forma especial en la fibra dietética, sobretodo soluble, contenida en ellos. Concretamente la barrita de cereales en estudio constituido principalmente por avena, tiene en el B-glucano( una fibra soluble) su baza para anunciar dicho efecto. Es sabido que el B-glucano influye de forma significativa sobre el colesterol plasmático. No obstante, pueden existir otros elementos no mencionados en el producto que pueden, de alguna forma, influir en los lípidos sanguíneos. A continuación, en la composición química del producto, se tendrá en cuenta solo los elementos que influya o se sospeche que influyan en los lípidos plasmáticos.

Composición química del producto

El producto en cuestión no esta constituido exclusivamente por avena, existe además en su composición otros cereales además de fruta desecada, azúcares añadidos y otros productos como ingredientes destacados, y que su adición respondería más a mejorar las características organolépticas que a una ayuda de su valor nutricional. El siguiente análisis se hará con respecto a 100 gramos de producto total ( tabla 1.1 ). El 40% del producto esta constituido por cereales integrales( avena, arroz y trigo), el 27% de salvado de avena y el 9% de arandano deshidratado, estos ingredientes son mayoritarios en el productos. Son en ellos donde centraremos nuestra atención puesto que el 25% restante corresponde a azúcares añadidos, aceites vegetales y otros elementos cuya función principal es la mejora de las características organolépticas y su conservación, siendo su cantidad poco significativa. Aunque en algún momento se nombrarán, no se le prestará demasiada atención.

tabla11.png

Como se puede observar en la composición del producto, es el B-glucano, una fibra soluble, el compuesto de mayor importancia en el posible papel beneficioso para la salud con 2,68 mg/100g, también se encuentran esteroles vegetales en una buena concentración( 51 mg/100g) , así como vitamina E (1,08mg/100g ) y ácido fólico (45ug), como elementos más destacados por considerárseles beneficiosos para la salud cardiovascular.

Efectos beneficiosos

Los compuesto que se han indicado como beneficiosos en nuestra superbarrita son motivos de investigación por su implicación en el metabolismo lipídico y en la reducción de riesgo coronario. A continuación se dará a conocer estos nutrientes y su implicación en la salud.

B-glucanos

Los B-glucanos son unidades repetidas de B-D-glucosa, unidas por enlaces B-(1-3)(1-6). Actualmente existen evidencias científicas(1) significativas de que el consumo de alimentos ricos en este compuesto, como la avena, reduce los niveles de colesterol total y de c-LDL ( colesterol malo ), y por tanto reduce el riesgo de enfermedades ateroscleróticas o cardiovasculares. Por ello, desde enero de 1997, la FDA( Food and Drug Administration´s) ha aprobado la declaración de alimento saludable a la avena.
Se ha estimado que el consumo diario de 3 gramos de B-glucanos sería necesario para conseguir una reducción del 5% del colesterol sanguíneo, lo que equivale a 4 barritas o 112 gramos aproximadamente del producto. Es decir, una ración de este producto con calificación de saludable debe contener 20 g de avena o 13 g de salvado de avena, y aportar sin estar enriquecido, 1 g de B-glucano por ración habitual ( el 30% de la cantidad de B-glucano que se ha mostrado efectiva para reducir los niveles plasmáticos de colesterol). Nuestro producto aporta aproximadamente 0,75 g de B-glucano por barrita por lo que se le puede considerar desde este punto de vista como saludable.

(1)Aunque la relación entre la fibra soluble en general y del B-glucano en particular, y el descenso de la colesterolemia parece clara. No se conoce en profundidad el mecanismo de actuación, barajándose varias hipótesis: por reducción de la absorción de colesterol y grasa(gelificación del quimo), cambios endocrinos, efecto de los ácidos grasos de cadena corta (propiónico sobretodo) resultantes de la fermentación de la fibra soluble, incremento de las necesidades de producción biliar( por fijación de las sales biliares), y finalmente, el efecto de los componentes asociados a la fibra dietética(cicloartenol, tocotrioles…).

Esteroles vegetales

Los esteroles vegetales son compuestos que comparten el mismo esqueleto que el colesterol, el ciclopentanoperhidrofenantreno. Sus funciones son análogas al colesterol de los vertebrados, pero a excepción del cafesterol, tienen un efecto hipocolesterolémiante significativo y reduce selectivamente el c-LDL, sin afectar a la fracción c-HDL por mecanismos todavía no aclarados(2).
Generalmente, en las dietas occidentales, se ingieren unos 150mg-400mg de fitoesteroles, cantidades insuficientes para observar un descenso significativo de colesterol sanguíneo( tabla 1.2).

tabla12.png

Por lo observado en la grafica, podemos considerar que la cantidad de esteroles aportados por nuestro producto ( 0,051g/100g) es claramente insuficiente para obtener beneficio sobre el colesterol, más bien se le puede considerar como un pequeño aporte de fitoesteroles en el cómputo de la dieta.

(2) La influencia de los esteroles vegetales sobre el colesterol es ampliamente conocida, pero son los mecanismos de acción los que se desconocen en gran medida, al igual que la fibra soluble. Se sospecha de varias posibles acciones: por inhibición de la absorción de colesterol (por competencia),aumento de la captación de c-LDL circulante por aumento de receptores celulares( al disminuir la absorción intestinal y ser insuficientes la síntesis endógena celular) y finalmente, los esteroles vegetales con una instauración en el carbono-22, actúan como inhibidores competitivos de la enzima 24 reductasa, importante enzima implicada en la biosíntesis del colesterol en el orgonismo, cuya inhibición no implica alteraciones patológicas en el organismo.

Vitamina E

La actividad de la vitamina E en la salud cardiovascular esta mucho más estudiada. Además de ser un poderoso antioxidante, previniendo o atenuando la formación de LDL oxidadas, la vitamina E interviene en distintos pasos que caracterizan el proceso aterógeno. A esto hay que añadirle, la actuación de dicha vitamina sobre el metabolismo del ácido araquidónico. Los requerimientos en el adulto son de 12mg, y nuestro producto aporta 1,08mg/100g que, aún no siendo suficientes para cubrir las necesidades, aporta una cantidad significativa en el computo de la dieta.

Ácido fólico

Es conocida la implicación del ácido fólico en el metabolismo de la homocisteína. Esta se asocia con la enfermedad cardiovascular cuando se da en concentraciones elevadas. El ácido fólico normaliza estas concentraciones, y por lo tanto, es efectiva en la prevención de las lesiones vasculares a distintos niveles. El aporte de 350ug parece normalizar estas concentraciones y suplementos de al menos 650ug las reduce.
El producto implicado en el estudio aporta en torno a los 45ug /100G una cantidad importante, dadas las dificultades de cubrir las recomendaciones diarias, debido a su pobre aunque diversificada presencia en los alimentos.

Otros nutrientes

El producto, lo componen además azucares añadidos( 31g/100g), aceites vegetales(5g/100g) y aditivos, siendo el primero, el más sospechoso por la posibilidad de afectar a los triglicéridos sanguíneos. No obstante, hay que tener en cuenta que se consumen junto a cereales integrales, disminuyendo su índice glucémico y por tanto, su efecto sobre los triglicéridos. Con respecto a los aceites vegetales, su origen es incierto, pero su cantidad es insignificante, y sin interés desde el punto de vista cardiovascular.
Asimismo la aportación, de ácidos grasos insaturados (4g/100g) y sus efectos son insignificantes, tanto por la pobre cantidad aportada, como por la cantidad proporcional de grasas saturadas que le acompañan al orden del 43% (3g/100g).

Alimentos Alternativos

Unas vez analizados los compuestos más interesantes del producto en estudio, seria interesante dar a conocer otros alimentos, que incorporados o aumentados en la dieta diaria obtengan estos beneficios sobre el colesterol. (TABLA 1.3). Como hemos visto el carácter beneficioso del producto viene dado por el aporte de fibra dietética soluble (FDS), concretamente, por el B-glucano. Pues bien, no solo el B-glucano de la avena esta en posesión de este carácter. La FDS en general, influye saludablemente en los niveles de lípidos sanguíneos. Las pectinas, gomas, mucílagos e incluso FDS de cadena corta como la inulina y los oligosacáridos tienen los mismos efectos hipocolesterolémicos.

tabla13.png

Como se puede observar en la tabla 1.3 existe muchos alimentos conocidos con aportes más que suficientes como para conseguir los beneficios atribuidos a la FDS sin tener que salirnos de la dieta habitual. Es curioso como nos vemos casi sin querer, obligados a hablar de la dieta mediterránea, rica en los alimentos arriba mencionados. Nuestra dieta aporta FDS suficiente, como para obtener los beneficios atribuidos a esta.

Conclusiones

Se puede considerar al producto estudiado como un alimento que dentro de una dieta equilibrada, pueda repercutir en una mejora del perfil lipídico atribuidos al B-glucano de la avena. No obstante, esto no obliga a su inclusión en la dieta mediterránea. Como hemos comentado, la dieta mediterránea aporta sin dificultad la FDS recomendadas. Los componentes de esta alberga gran cantidad de alimentos ricos en FDS, como son las frutas y verduras, un gran consumo de legumbres, pan, pastas, patatas, que con solo aumentar un poco su consumo seria más que suficiente como para la obtención de beneficios que ello implica. Además, en la dieta mediterránea existen muchos mas alimentos ( aceite de oliva, frutos secos, pescado, cerdo ibérico) y, no menos importantes, formas culinarias de preparado ( gazpachos, cocidos, potajes, guisados…) tan beneficiosos para la salud en general y la salud cardiovascular en particular que es una perdida de tiempo y dinero incluir este tipo de productos en una la alimentación basada en la dieta mediterránea.

Venga deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies