Al cerebro le gusta estar en casa

La frase “Hogar, dulce hogar” no es una expresión que surgió al azar, el cuerpo cuando ya se encuentra en casa es invadido por la segregación de la hormona dopamina que el cerebro procesa, provocando esa sensación de bienestar.

Es que el cerebro interpreta este hecho, como un lugar seguro y desemboca un mar de esta sustancia capaz de hacer sentir placer, motivación y comportamiento de recompensa para quienes regresan diariamente a su casa o lo han hecho luego de un largo tiempo.

Estar en casa es una de los momentos que más añora el ser humano cuando se encuentra fuera de ella, bien sea por

Experimentos

Algunos investigadores han utilizado la técnica de fotometría de fibra, en un grupo de ratones, para captar los cambios de la dopamina en el núcleo accumbens, ubicado en el cerebro, evidenciando la incidencia del sistema nervioso central en la sensación de placer que dan algunas sustancias que provocan adicción al placer.

Esto mismo pasa cuando entramos a casa, un lugar seguro, el cerebro experimenta esa conmoción de placer, conectado a ese placer, que se traduce en circuitos mínimos de estallidos de recompensa que el cuerpo humano experimenta.

Resultados prácticos

Este tipo de experimentos han concluido que se puede utilizar este procedimiento en la parte terapéutica y farmacológica al tratar problemas de trastornos relacionados a la incapacidad de sentir placer.

Se cree que al monitorear la liberación de dopamina en el cerebro cuando se está en casa puede ser una gran ayuda para quienes siguen un tratamiento, de cualquier índole, ya que demuestra que el comportamiento biológico está estrechamente relacionado con el entorno en el que desenvuelve la persona y a sus hábitos, concluyendo que extrañar estar en casa inducidamente, va ser beneficioso para el cuerpo cuando este retorne a su nido seguro.

Tus espacios afectan tu cerebro. La neuroarquitectura lo demuestra.

Se trata de una ciencia que explica el cómo la distribución de nuestros espacios en la casa, la decoración y los colores que hay afectan nuestra mente, por lo que afirma que adornar los espacios van mucho más allá de que se vean bonitos y lo que se debe lograr es que la casa, oficina o negocio sea agradable, inspire seguridad y permita la relajación, demostrando la influencia de todo esto en el desarrollo y moldeamiento del cerebro de tu grupo familiar haciendo que desarrollen o no, su intelecto.

¿Cómo todos estos aspectos pueden modificar la mente? Un ejemplo muy claro, es cuando nos rodeamos de fotografías de familiares, viajes y de momentos que han sido muy emotivos en nuestras vidas, esto nos recuerda esos instantes de emoción que nos inspiran.

Un ambiente lleno de estímulos favorece a la producción de nuevas conexiones neuronales, esto lo han demostrado muchas investigaciones.

Poner fotos de personas, paisajes o frases motivacionales, hacen que el cerebro capte esos elementos que mantienen la agilidad y frescura a este órgano tan vital para el ser humano.

Lo recomendable es refrescar tu habitación, sala, comedor o cocina cada cierto tiempo, no es necesario una remodelación radical, pero si quitar o agregar elementos: mover un sillón o los muebles, de manera que se perciba un ambiente renovado.

No pases todo el día encerrado en casa

Esto en primer lugar no estimula la producción natural de vitamina D, de la cual es responsable la luz solar y que dictamina equilibrio en el funcionamiento de nuestro organismo.

El hecho que tengas una casa hermosa, decorada a tu gusto o que trabajes desde casa y tengas todas las herramientas que te faciliten hacer diligencias desde la comodidad de tu computadora o teléfono móvil, siempre será un hábito saludable, salir a caminar y tomar aire para renovar y ampliar tu mente de lo que sucede o quienes son las personas que te rodean.

A veces no querer salir de casa obedece a la dificultad de poder socializar en casos muy extremos, pero también el hecho de permanecer tanto tiempo en casa puede convertirse en un hábito que con el tiempo irá pasando factura.

En todo caso los excesos son malos, debe encontrar un equilibrio en todas las actividades, hobbies, trabajo y familia para que sientas siempre a gusto con tu vida. Verás que el cerebro te lo agradecerá.

 

 

Venga deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies