Trucos para lavar la ropa en tu lavadora

Tener lavadoras en el hogar, es una bendición en los tiempos en los que vivimos, pues nos permite dedicar nuestras energías e interés a otros asuntos, mientras que aseguramos que nuestra ropa, lencería, y demás bienes confeccionados en tela, queden bien limpios y con aromas agradables. Resulta jocoso pensar en este momento de nuestra evolución como sociedad, que pasaría si por algún motivo tuviéramos que lavar esas prendas como lo hacían nuestras bisabuelas en sus épocas. Sin lugar a dudas deberíamos dedicarle una cantidad importante de tiempo y atención para lograr los mismos resultados, mientras sacrificamos horas para trabajar o compartir con nuestros seres queridos.

Por otra parte, es común que queramos preservar los tejidos y colores de las telas que conforman nuestro guardarropa, para utilizarlas cada día como si se tratara de piezas nuevas. Igual sucede con cortinas, ropa de cama, lencería, manteles, entre otros. Sin embargo, suele ocurrir que por desconocimiento o por no prestar la atención debida a los procedimientos adecuados para lavar la ropa en lavadora, podemos terminar desgastando sus fibras a una velocidad superior a la que se deterioraría si las laváramos mediante la utilización de técnicas manuales.

Nuevos medios para lavar la ropa

En la actualidad existen varios modelos de lavadoras que se han beneficiado de la inclusión de avances tecnológicos, que ayudan a mantener la ropa por más tiempo. Esto ha llevado a que existan nuevas funciones diferenciadas, para lavar telas más delicadas, de determinada gama de colores, algunas específicas para ropa blanca, así como ajustar el temporizador según el nivel de lavado que queremos, entre otras preferencias personales. A esto se añaden los nuevos productos químicos o de orígenes naturales, que se han puesto a disposición de potenciales usuarios, para preservar las fibras de las telas, mantener por más tiempos sus colores y otorgar nuevos niveles de limpieza.

A continuación, te hacemos un conjunto de recomendaciones para lavar la ropa con toda seguridad, mientras la mantienes en el mejor estado posible por más tiempo.

Recomendaciones generales

Manual de la lavadora

En ocasiones, la información más importante para saber cuál es la mejor manera de lavar la ropa en tu lavadora, se reseña en su manual de funcionamiento. Consultarlo es sumamente importante para conocer los detalles técnicos, a los que deberemos prestar atención para su correcta instalación, pero también para su funcionamiento cotidiano. Hacerlo, preserva las condiciones de las telas que allí se lavan e inclusive permite extender la vida útil del propio electrodoméstico.

Revisar la información de las etiquetas

La ropa y otras prendas de tela, suelen traer la información sobre la forma en que debe realizarse su lavado, secado y planchado; así como la temperatura en la que debe estar el agua en el momento del lavado. En algunos casos, inclusive establece si deben emplearse o no blanqueadores; si se puede limpiar en seco o si esto no es recomendable. Si prestamos atención a esos datos, podremos separar la ropa según el tratamiento que debamos darle y configurar las opciones de la lavadora para atender a las instrucciones del fabricante de la tela.

Uso de la cantidad de detergente necesaria

Muchos de nosotros podemos comportarnos como tacaños, a la hora de aplicar la cantidad de detergente requerido para lavar la ropa. Con esto pensamos que podemos ahorrarnos algún dinerillo, mientras nuestra ropa queda “razonablemente” limpia. Y esto es un error que cometemos muchos de nosotros. La medida necesaria para lavar la ropa, es la que aparece en el empaque del producto. Muchas marcas incluyen sus propios medidores, para garantizar el uso de la cantidad adecuada, permitiendo que la ropa quede completamente limpia. Por ello, te invitamos a leer detenidamente las instrucciones y aplicar lo que allí recomiendan.

Lavar inmediatamente la ropa manchada

Si te ocurre como nos ha sucedido a muchos, que te estás estrenando una prenda de ropa y ese mismo día se mancha con una sustancia difícil de remover; se recomienda lavarla de inmediato. Muchas veces aplicamos medidas paliativas en el momento en que se mancha y luego, al quitárnosla, tardamos mucho tiempo en lavarla. Esto causa que la tela absorba la macha y que luego resulte muy difícil devolver el área afectada a su estado original. Sin embargo, no sólo basta con lavar la ropa manchada lo más pronto posible, sino que también ayuda utilizar quitamanchas.

Atender a la temperatura del lavado

Hay personas que prefieren lavar todas las prendas con agua fría, para mantener los colores durante una mayor cantidad de tiempo. No obstante, no siempre es la mejor alternativa. A pesar que se ha comprobado que la duración del color se extiende de esta forma, a veces las fibras de la tela requieren de agua caliente para quedar completamente limpias. Al emplear mayores temperaturas, se evita que ciertos olores se impregnen y después sean más difíciles de remover.

Venga deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies