Seis lugares que no debes dejar de conocer de Portugal

Aquella región, conformada por dos territorios separados por el Río Tajo, el cual nace en España y desemboca en el Océano Atlántico. Provista por lugares invadidos y reconquistados, henchidos de historias de monarcas, guerras y gloria. Orgullosos productores de vinos y aceite de oliva. Poseedora de hermosos paisajes y atractivos turísticos conmovedores, que evocan épocas antiguas, esa región es Portugal. Conoce con nosotros, seis lugares imprescindibles para visitar, una vez que estés en ese espléndido país.

Évora

Cada época ha dejado una huella en Évora, situada en la región de Alentejo, hoy está protegida como un tesoro nacional, ya que es miembro de la Red de ciudades más antiguas de Europa y en 1.986, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Y es que, en Évora, encontrarás un despliegue de palacios, cuya arquitectura recorre desde la Edad Media, hasta el estilo propio llamado Manuelino (entre el gótico y el renacimiento). El corazón de la ciudad vieja, dentro de las murallas medievales contiene muchos lugares de interés, incluyendo la Catedral Gótica y La Iglesia dos Lóios, del siglo XVI, famosa por sus azulejos pintados a mano. También posee las ruinas de un templo romano del siglo II, conocido como Templo de Diana.

Marváo

En Alentejo, en el corazón de Portugal, en la cima de la colina, acurrucada entre murallas fortificadas del siglo XIII, se encuentra la ciudad con castillos, más encantadora del país. Tiene pocos habitantes, suficientemente íntima para captar rápidamente el carácter medieval de esta pequeña y pintoresca ciudad. ¡Altamente recomendada!

Óbidos

Envuelta por un muro de influencia árabe, en tiempos remotos, la pequeña aldea pintada de blanco, fue considerada de gran valía por su hermosura, que se convirtió en la dote de la Reina. En la actualidad, Óbidos es una pequeña ciudad museo, un monumento nacional. Está provista de murallas reforzadas y una caminata a lo largo del amplio camino que ofrece vistas espectaculares del majestuoso paisaje. Posee un imponente castillo del siglo XV, que mezcla estilos románicos, barrocos y góticos. Visitarlo es toda una experiencia.

Algarve

Al sur de Portugal se encuentra este hermoso lugar, con clima mediterráneo, de veranos acalorados y soleados e inviernos cortos y apacibles. Ostenta bellísimas playas y paisajes inolvidables. Es conocida como la región más turística del país, rica en contrastes, donde se mezcla el sol y las playas, reservas naturales sorprendentes y ciudades apegadas a sus costumbres e idiosincrasia. Podemos mencionar: Playa de Albufeira, El Parque Natural de la Ría Formosa, poblaciones costeras como, Fuseta, Monte Gordo, Olhao y Tavira. Esta última, con una zona histórica que remonta desde los romanos. Frente a Tavira la famosa Isla de Tavira a la que solamente podemos acceder por vía marítima, recorriendo hermosos canales, de kilómetros de playa de arena fina.

Sintra

Con un clima fresco y agradable, proporciona a los habitantes y visitantes de la ciudad un idílico descanso de la calurosa y bulliciosa Lisboa. Encontraran una imponente ciudadela árabe y ruinas del siglo VIII, el Castelo dos Mouros, con una vista celestial al mar, con sus murallas y torres sorprendentes. Cerca de ahí, podrán ubicar, sobre una colina, a 500 metros de altura el Palacio da Pena, espectacular por su estilo arquitectónico. De igual manera, podrán visitar al Parque de Monserrate, cuyo palacio es un modelo de construcción de extravagantes decorados. A 12 kilómetros de Sintra, se extienden maravillosas playas, con grandes oleajes, especial para el surf, como La Praia das Grande o tranquilas y apacibles como La Praia das Macas. Existen otras playas escondidas y acantilados.

Madeira

Posee un clima subtropical templado, cumbres escarpadas y redes de carreteras entrecruzadas, con senderos señalizados que alientan a los visitantes a penetrar a sus verdes campos. Fue elegida como el mejor destino insular del mundo, es una isla con características volcánicas, pero, descuiden sin actividad volcánica, con grandes extensiones montañosas, paisajes diversos y una flora inigualable. Su capital Funchal, una atractiva ciudad de casas blancas, de callejones y plazas, un amplio puerto, el Mercado de Lavradores y un espectacular jardín de flores, plantas y árboles desconocidos, llamado Monte Palace.

Viajar a Portugal es deleitarse con su exquisita gastronomía, que es una delicia para todos los paladares. Es cordializar con gente amable, cálida y con un inmenso don de gente. Es conocer inmensos paisajes naturales y vestigios de una historia que se mantiene en el tiempo, representada en castillos y monumentos medievales amurallados.

Venga deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies