Sabías que existen los insultos elegantes: descubres cuales

Sabías que existen los insultos elegantes: descubres cuales. En la mayoría de las culturas del hemisferio occidental, el lisonjeo y la galantería es un arte dominado por algunas personas con destreza y gracias. Pero, en el campo de los insultos cultos y elegantes es menos frecuente. Para destacarse en este aspecto es necesario tener un rico vocabulario y el don de la oportunidad. Así, mismo poder inferirles de una manera contundente y que deje al que va dedicado de una sola pieza, sin argumentos de reaccionar, y ¿por qué no? Desarmado ante tal ingenio. Veamos un poco sobre esta interrogante: ¿Sabías que existen los insultos elegantes?

¿Pero por qué algunos personajes se ganan el hecho de ser insultados?

Bueno, puede que a veces sus imprudencias son imperdonables o su comportamiento y destrezas no sean del todo bien vistas por quien interpela al receptor de los insultos. De todas formas, entre más fría e indiferente sea quien se exprese, mayor contundencia tendrá este. No es necesario tener una mala actitud, estallar con un montón de malos términos y gestos soeces. Mantener la ecuanimidad, la buena postura, sin que un cabello se salga de su lugar, un tono de voz sereno y correcto y las frases adecuadas en el momento indicado darán todo el efecto buscado, tanto así, le quedará en la memoria.

En las actuales generaciones, si no es por el uso de los malos términos, agresiones verbales, actitudes violentas. Con los insultos pareceríamos niños, no saldríamos del tonto, estúpido, idiota o cuando mucho llegaríamos a mentecato o zopenco. No es para descalificarnos, pero es que demostramos en muchos casos, pobreza en el dominio de nuestro vocabulario. Es hora de reactivarnos y estudiar la riqueza propias del idioma, lo que nos permitiría lucirnos y salir airoso en ciertas ocasiones necesarias, y no perder nuestra estabilidad emotiva, al habernos quedados mudos, por no saber que responder ante un agresor verbal.

¿Qué produce los insultos?

Generalmente sacan del ser humano civilizado su lado oscuro, el instinto más primario y básico que a veces no dominamos por completo. Sin embargo, aquí queremos ir más allá de esa intensión. Ambicionamos alcanzar dominar el arte del insulto sin inmutarnos. La mayoría de los ciudadanos del mundo conocen una gran variedad de insultos, considerando que este es una ofensa que debe afectar a quien va dirigida, con ella se busca irritarle, solo con palabras o acciones. Los hemos escuchado desde siempre, lamentablemente, desde niños. Se han hecho parte de nuestra forma de ser. Pueden variar de una zona geográfica a otra. Lo relevante del tema es que con ingenio podemos crear infinidad de ellos, a la vez que ampliamos nuestro vocabulario.

Sabías que existen los insultos elegantes

¿Por qué deberíamos adoptar esta modalidad de insultos?

¿Sabías que existen los insultos elegantes? pues existen varias razones que pueden argumentarse en un momento dado.

Para no perder la elegancia: Los insultos más básicos y corrientes, están al alcance de cualquiera y no es precisamente un despliegue de dominio de la escena. La esencia de la cuestión es ser certeros al dirigir una ofensa a alguien en concreto, que demos en el blanco y le impactemos por un tiempo. Un buen insulto debe dejar al contrario perplejo, anonadado, se diría que de rodillas, herido por una certera estocada de palabras agudas.

Evitaríamos ser demandados por malos tratos, o por improperios altisonantes hacia el contrincante. Crear un buen insulto elegante, nos puede evitar una engorrosa visita a los tribunales por una demanda. Quien nos podrá demandar si desconoce el significado de los apelativos con los cuales los señalamos, es probable que se quede con la duda y cuando reaccione ya sea tarde para apelar a su favor.

Fomenta el ejercicio mental y con ello nuestra creatividad, razón más que relevante. Como, hemos expresado con anterioridad, es un arte, elegante y preciso. Para, ello debe ser pensado y entrenado. Para poder ejecutarlo en el momento oportuno y sin lugar a dudas. Primero mentalmente, escuchando a sagaces ciudadanos, llevando registro de su ingenio, aprendiendo de las ocurrencias de los otros, hasta que nos sintamos listos.

¿Cómo podríamos construir un buen insulto?

Un insulto es un producto del habla, es causar con palabras un efecto en el agraviado. Con los términos empleados, se desea un propósito, en este caso ofender a quien va dirigido. La mayoría de las veces, no es precisamente las palabras utilizadas las que alcanzan a ofender, es el tono con lo que se hace, es la postura del ser que las pronuncia, es el contexto en donde se inserta. Nos concentraremos en crear insultos con palabras compuestas, que ayudaran a aportar contundencia al mensaje deseado.

He aquí varios ejemplos de la composición de palabras insultante que hacen referencia a características externas de un individuo o de comportamiento, y que se pueden insertar en un contexto específico para afianzar su contenido metafórico.

.- Cansalmas: dirigido a los individuos que con una actitud pesada e insistente, repiten constantemente la misma historia o relato, en letanía incansable, que aburre y agobia.

.- Mamacallos: En el diccionario explican, es un hombre pusilánime o tonto que se pasa el día realizando cosas absurdas, no se considera que en la actualidad, sea lamiéndose los callos.

.- Pisaverdes: hace referencia al hombre presumido y amanerado, que pasa todo el tiempo acicalándose y exhibiéndose, buscando por doquier que le galanteen, para regodearse de sus atributos.

.- Quitahipos: sirve para dedicárselo a dos tipos de individuos, primero aquel que por su mala actitud, mal encarado y astroso, más que su físico, molesta, aterra o asusta a los demás. Luego está el que por su aspecto físico, un tanto grotesco produce miedo. Alguien con quien no te agradaría encontrarte de repente.

.- Tragasantos: es el típico personaje que es moralista, dando lecciones a los demás, pero que detrás de las apariencias esconde una personalidad sórdida y equivocada creyendo que los otros lo desconocen.

Sabías que existen los insultos elegantes

¿Sabías que existen los insultos elegantes? aquí hay otras expresiones:

.- Bocachancla: una forma distinguida para dirigirse al charlatán o chismoso del barrio, para ponerlo en su sitio, induciéndolo a que deje de estar llevando y trayendo chismes.

.- Cuerposeco: referido a los seres extremadamente delgados, con muy pocas carnes en su físico, pero también con mala actitud, siendo muy poco agradable de trato, por lo que se no gana el aprecio de las personas y si con creces el rechazo.

.- Viceversa: ser humano impreciso, indeciso, la mayoría de las veces contradictoria, que no está claro en lo que desea, no concreta nada de lo que se propone por su indecisión, anda por la vida transitando sin bases sólidas.

.- Vidaperdurable: haciendo referencia a esas personas que cuando están a tu lado te sientes agotado porque hablan incansablemente y no hay como hacerles callar y encima de eso, no se despiden de una vez, para darte un respiro.

Sabías que existen los insultos elegantes

Frases interesantes

Hasta aquí algunas de las palabras compuestas que te pueden ayudar a crear un insulto original y elegante, el cual puedes utilizar cuando te sea propicio. Ahora te mostraremos, otras maneras de insultar elegantemente, más allá de una palabra, he aquí algunas frases interesantes.

  • Es fascinante como expresas lo que es obvio, hasta parece que sabes de lo que hablas.
  • Ponte en mi lugar, sí te doy la razón, estaríamos los dos equivocados.
  • ¡Guao! Esa no es la respuesta que se espera de una persona de tu edad.
  • No veo como compensar tu actitud con tus pocas cualidades.
  • Puedo explicarte las razones una y otra vez, pero no puedo entenderlas por ti.
  • No existen las preguntas tontas, solo las personas que las hacen.
  • No existirían las preguntas tontas, si no existieran las personas quien las hace.
  • ¿Has intentado comer un poco de maquillaje? Para ver si te haces linda por dentro.
  • Tengo la seguridad de que todas las personas que te amaron, despertaron de su pesadilla.
  • Disculpa, no estaba escuchando, pensaba en las cosas importantes que tengo por hacer.
  • Me sorprende lo creativa/o que eres para inventar tantas sandeces.
  • Eres una persona tan sorprendentemente predecible.-
  • Deberías hacer algo para arreglar la expresión de tu cara.
  • Si estoy de acuerdo con tu opinión, estaríamos ambos equivocados.
  • Ahora entiendo porque las personas dice tantas cosas de ti en tu ausencia.

¿Qué te pareció?

¿Sabías que existen los insultos elegantes? es un tema muy simpático. Ahora espero que con estos indicios te puedas dar cuenta que el ingenio es relevante en esta manera de expresarte elegantemente y te diferenciara de lo común. Por eso se dice que la venganza se sirve en plato frío. Pero el insulto no debe darse solo por venganza, este debe fluir libre si es necesario. Si no no tendrá ciencia, derrochar tu ingenio si no vas a lograr el efecto que buscas. Un insulto no debe ser burdo, pero si contundente, sopesado y elegante. Allí estará la diferencia.

Venga deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies