Review de la cámara del Samsung Galaxy Tab 10.1V

Nos encontramos, al fin, ante la posibilidad de analizar la cámara de un tablet con Android Gingerbread. En este caso, el Samsung Galaxy Tab 10.1v.

Con una nada desdeñable cifra de 8 megapíxels y flash led, la cámara del Galaxy Tab consigue excelentes fotografías en interiores ayudando, además, a aumentar la luminosidad de la escena con los ajustes predeterminados con lo que se nos antoja ideal para la captura de imágenes en habitaciones con poca luz ambiental. Las fotografías en exterior, aunque no fue diseñada para ello, son de una magnífica calidad, sin zonas quemadas y con un equilibro brillo/contraste casi perfecto.

El peso de la tableta, 600 gramos, se antoja incómodo aunque para aquellos que estamos acostumbrados a cargar con nuestras réflex nos parece un punto a favor ya que ganamos en estabilidad. Y es que es más sencillo obtener una fotografía movida con un dispositivo de 150 gramos que con uno de 600.

En cuanto a la pantalla, en ocasiones nos encontramos con que las fotografías tomadas con otros dispositivos, una vez vistas en nuestro ordenador, aparecen distintas a como las hemos observado en la pantalla. Esto es algo que no ocurre con el Galaxy Tab. La fidelidad de la imagen en sus 10.1 pulgadas de pantalla es casi perfecta y la sencillez con la que podemos encuadrar la fotografía es más que evidente. Sin embargo, las posibilidades de inclusión de controles en una pantalla de 10.1 pulgadas hace que la actual interfaz se nos antoje vacía y desaprovechada.

Realizamos pruebas de fotografía de detalle, que es el máximo potencial de estos dispositivos, en interior y comprobamos que la distancia mínima a la que el enfoque es perfecto es de aproximadamente 15 centímetros. Esto, unido a los 8 megapíxels de cámara, hace que podamos obtener resultados impresionantes si dedicamos un poco de tiempo al procesado posterior de la fotografía. En el exterior, con máxima iluminación, el enfoque óptimo se acerca a los 10 centímetros, aunque entendemos que este tipo de dispositivos no ha sido diseñado para la fotografía en exteriores, y que para estos menesteres podremos cubrir el expediente con nuestro smartphone.

Aquí tenéis algunas fotografías tomadas con el Galaxy Tab 10.1v en distintas condiciones de luz.

La velocidad de toma de fotografías con poca iluminación, la que se entiende como más lenta, está por encima de la media en cuanto a smartphones aunque hemos echado de menos poder compararla con la de otras tabletas de similares características.

En el aspecto de retoque y procesado posterior echamos en falta más aplicaciones de retoque fotográfico específicas para Honeycomb, ya que el reescalado de las aplicaciones existentes a una pantalla de 10,1 pulgadas hace que la precisión en el manejo sea un tanto deficiente. Esperamos que, conforme aparezcan más tablets android en el mercado, la variedad de aplicaciones para Honeycomb se multiplique.

Como conclusión diremos que el Galaxy Tab 10.1V tiene equipada una gran cámara con grandes posibilidades, por su pantalla, para inclusión de mejoras y funcionalidades por parte de los desarrolladores y esperamos que su potencia sea un referente para próximos modelos de la casa coreana.

Venga deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies