¿Qué es la satiromanía?

La satiromanía, se refiere a un concepto antiguo, que a pesar de que varios especialistas no lo tachan como una enfermedad, aparece en la Clasificación Internacional de Enfermedades. La satiromanía tiene que ver con un trastorno que hace a los hombres obsesivos con la actividad sexual, y que poseen el deseo y el impulso de practicarlo en cada momento.

Este mismo trastorno en las mujeres se le llama ninfomanía, y es mucho más conocido y utilizado al momento de hacer referencia a una líbido muy alta y al comportamiento sexual activo en las féminas.

El concepto de satirómano, tiene orígenes bastante antiguos. Es una conjugación del llamado sátiro, que se refiere a criaturas de la mitología griega que eran alegres y pícaras y generalmente asociadas al apetito sexual. El término hipersexualidad, es el referente para ubicar el deseo obsesivo de tener relaciones sexuales tanto en hombres como en mujeres.

Causas y Consecuencias

También se le conoce como satiriasis, ha sido definida como un trastorno de la líbido, que es donde surge el apetito sexual y que según los psicólogos ésta se encuentra presente en la dimensión erótica del ser humano, pero igualmente en la mente de las personas.

Podemos destacar también, que la satiromanía se puede dar por la bipolaridad o el consumo de alcohol y drogas en exceso, ya que estos factores impulsan enormemente la líbido y actúan como factores elementales en el comportamiento sexual del hombre.

Algunos especialistas no comparten el hecho de calificar esta condición como enfermedad, pero a pesar de los años aún se mantiene así. Pero sí han detallado cuales son los rasgos importantes para calificar a una persona como satiromaníaco o hipersexual, las cuales enumeramos a continuación.

1.- Deseo sexual obsesivo y desmedido diariamente.

2.- Fijación excesiva por disfrutar el sexo solo por ese momento.

3.- Pérdida total del control mental, que incluso lleva a forzar a otras personas a practicar el acto sexual sin su consentimiento. Esto debe catalogarse y diferenciarse aparte de lo que significa el sadismo.

4.- Sensación de ansiedad al pasar mucho tiempo sin practicar el sexo. Esto en parte causa depresión e irritabilidad en la persona.

5.- Una vez consumado el acto sexual, el satiromaníaco siente un enorme vacío emocional. En realidad practica el sexo para satisfacer un momento sus deseos.

Es importante señalar, que este trastorno trae además innumerables problemas en el momento de relacionarse con las demás personas; incluyendo el trato con el entorno familiar. Además trae problemas económicos ya que usualmente el hombre gasta dinero en pornografía y prostitutas, se arriesga a contraer enfermedades de transmisión sexual y hasta se arriesga a perder el trabajo.

Tratamiento médico

Lo principal es que la persona afectada asuma que posee esta condición, una vez que se decida colocar en observación con un especialista, debe atender seriamente las recomendaciones del mismo. La medicación que por lo general es recomendada en estos casos es con tranquilizantes, antidepresivos y estrógenos. Además se incluye la atención psicológica, psiquiátrica y sexual.

Venga deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies