¿Cómo crear trampas para mosquitos?

En estos tiempos no existen personas que no hayan escuchado sobre las enfermedades que pueden transmitir los mosquitos a los seres humanos y otros animales, y no son pocos los que han resultado afectados por sus molestas picadas. Estos insectos suelen rondar los lugares más diversos, entre los que se encuentran las estancias de nuestros hogares, en algunos lugares de trabajo y muchos otros edificios. Estos pequeños insectos pueden picarnos mientras dormimos, generándonos una incomodidad importante, e inclusive, dificultándonos conciliar el sueño nuevamente.

Medidas preventivas

Ante esta amenaza para nuestra salud y tranquilidad, hay personas que optan por aplicar medidas preventivas para evitar el incordio que representan los mosquitos. Algunas fijan mallas mosquiteras para prevenir que estos insectos ingresen por las ventanas, vacían los contenedores con agua estancada para evitar que depositen sus larvas en ella, utilizan ropas que cubren la mayor parte de la piel y emplean repelentes químicos y/o naturales. Por otra parte, los gobiernos nacionales, regionales y locales suelen emprender campañas de fumigación para eliminar los ejemplares adultos y sus crías, con la intención de reducir el impacto que ellos reportan, a la salud general de los ciudadanos.

A pesar de nuestros intentos por acabar con los pequeños chupasangres (y nos referimos a los insectos, no a los gobiernos), ellos siempre vuelven a proliferar en todas las zonas. Estas criaturas son sumamente resilientes y adaptables a los entornos cambiantes. También existen un gran número de ellos, así como distintos tipos, cada uno con sus características específicas. Y es que nosotros solemos asociar la palabra “mosquito” con una determinada especie regional, cuando lo cierto es que existen al menos 4 familias y varias especies de insectos, muchas de éstas, hematófagas (consumidoras de sangre), mientras que otras son completamente inofensivas para el ser humano.

Trampas caseras

En virtud de sus desarrolladas capacidades adaptativas, así como por que siempre vuelven a molestar a las personas (principalmente en verano), muchos consideran que es necesario contar con el conocimiento técnico requerido, para elaborar trampas caseras, que permitan acabar de manera rápida y efectiva con esta plaga; bien sea en sus hogares o en otros sitios. Es por ello, que a continuación recogemos las trampas más comunes que puedes realizar en casa para enfrentar a este flagelo.

La trampa más sencilla

Probablemente esta sea la modalidad más empleada en muchos hogares por lo sencilla que resulta su elaboración y porque sus elementos integrantes suelen constar en la mayoría de los domicilios. Para confeccionarla necesitaremos una botella plástica de dos litros de capacidad, agua, azúcar (blanca o morena) y levadura. En primer lugar, deberemos cortar la botella plástica por la mitad y reservar tanto la parte superior como la inferior de ella.

Luego se calentará el agua hasta el punto de ebullición y le agregaremos el azúcar. Una vez se hayan integrado bien ambos ingredientes, verteremos el líquido en el extremo inferior de la botella, en dónde dejaremos que se enfríe. Posteriormente agregaremos la levadura y dejamos reposar, cubriremos la botella con una bolsa y deberá colocarse la parte superior de la botella, al revés dentro de la porción inferior. Con esta trampa, no sólo eliminarás mosquitos, sino también moscas.

Alternativa aromática

Esta modalidad para atrapar moscas y mosquitos es menos habitual que la anteriormente indicada, a pesar de resultar sumamente efectiva, sin embargo, ya entenderás por qué no es muy popular en los hogares. Para realizarla, requerirás de un poco de estiércol, dos botellas de plástico de medio litro y un instrumento punzante. Para su elaboración, deberemos pintar de negro la base de una de las botellas y hacer unos pocos agujeros de unos cuatro o cinco milímetros de diámetro, con el objeto punzante. Luego recortaremos la otra botella para que asemeje a un tubo y la colocaremos alrededor de la primera botella. Por último, deberá depositarse una pequeña porción de la maloliente sustancia en el fondo de la botella.

Esta trampa funciona de modo muy efectivo, pues los insectos son atraídos por el olor que emana de la botella, y al ingresar en ella, no podrán salir nuevamente, por lo cual morirán a las pocas horas. Este artilugio de fácil elaboración suele colocarse en los exteriores de las casas, para evitar que en su interior se diseminen fragancias, para nada agradables. Cada cierto tiempo deberá vaciarse esta botella, con la intención de librarnos de los cadáveres de moscas y mosquitos.

Espejito, espejito

Otra curiosa modalidad para acabar con la presencia de los mosquitos en tu hogar, es colgar en el techo bolsas de agua o varios discos compactos. Nadie sabe a ciencia cierta cómo funciona este tipo de trampa, pero se le atribuye una gran efectividad en el control de los molestos bichos. Algunos piensan que los insectos sienten temor al verse reflejados en un tamaño superior al suyo, por lo cual salen por patas. Y es que son tan feos, que ni pueden soportar ver su propio reflejo en tamaño jumbo.

Venga deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies