10 símbolos de la paz diferentes y su significado para cada cultura

El término “paz” tiene diversas acepciones desde el punto de vista filosófico, así como perspectivas personales y sociales diversas; sin embargo, representa un ideal al cual aspirar (y en caso de ser posible, alcanzar), como parte del desarrollo del ser humano y sus sociedades.

Dependiendo de la perspectiva, el término puede entenderse, en su sentido negativo, como la ausencia de guerra, violencia o malestar; mientras que, en su acepción positiva, se comprende como un estado individual o social de calma, armonía y estabilidad.

El término en la antigüedad

Este ha sido un tema recurrente en el ideario de la humanidad desde tiempos muy remotos. El antiguo misticismo oriental, a través de su libro I Ching, reconoce la paz como un tema de interés y de debate, en cuyo contexto se percibía como un ideal al que debía aspirarse, pero sin llegar a alcanzarse plenamente. Bajo esta vertiente, se entendía la paz como un proceso dinámico y dialéctico; y, en consecuencia, diametralmente distinto a una finalidad inmutable y predeterminada.

Por su parte, el hinduismo concebía ese principio, como la postura asumida por parte de personas, en la cual renunciaban a asesinar o procurar daños a otros seres. Mientras tanto, el budismo lo asumía como la consecuencia colectiva de ser piadoso hacia todas las especies, pero también reconocía la existencia de la paz interior del individuo, como un estado de armonía mental y del espíritu.

En la tradición filosófica griega, el ideal de la paz, no es ya inalcanzable, sino un estado al que puede y debe llegarse, mediante la aplicación de justicia y la garantía de la consecución del bien común, por parte de cada sociedad. En este sentido, Platón asumía que la paz garantizaba el sustrato para el desarrollo de la plenitud del ser. En los debates de las ideas de ésta época, el término se encontraba bajo constante escrutinio, por cantidad de intelectuales, pero la vertiente platónica (heredada de Sócrates) fue la que tuvo mayor influencia en la historia de las ideas.

La paz en la tradición judeocristiana

Otro referente importante para contextualizar el significado de la paz, puede encontrarse en los textos religiosos en los que se basa la tradición judeocristiana. En la Torá y la Biblia, la paz es un estado legado a los seres humanos y las sociedades, por parte de una única deidad, cuando éstos se apegan a las normas y preceptos dictados por el ser divino.

Para el judaísmo, la paz se alcanza al existir una relación óptima entre el mundo y el individuo, cuando éste se adapta a las normas éticas que rigen el universo. Según esta visión, la paz se garantiza bajo un enfoque sistémico, en el cual existe armonía a lo interno de cada individuo, tal como entre éste y el conjunto.

En el caso particular del cristianismo, se promueve un estilo de vida en los que se practique el amor incondicional y no discriminatorio hacia todos los seres y hacia el creador, así como que se evite la violencia hacia los demás. De la intersección de ambos aspectos, surge la paz.

¿Qué es la paz en la actualidad?

A pesar de que hemos reseñado algunas de las corrientes principales en el desarrollo de la historia del concepto, existe una cantidad muy extensa de acepciones e implicaciones del término durante este devenir. Sin embargo, pudiéramos resumir de todo lo expuesto, que existen dos áreas principales en los que se produce la situación de paz. Por una parte, debe existir armonía en el fuero interno de cada individuo (alma, mente, espíritu), así como en su relación con otros seres. Esto es igualmente homologable al funcionamiento de las sociedades, aceptándose que debe existir paz a lo interno de cada sociedad, así como entre las distintas sociedades. Ésta última, representa la visión política de la paz.

Desde el punto de vista social, entenderemos entonces que hay paz, cuando las controversias se dirimen mediante mecanismos no violentos, tales como el diálogo, la persuasión, la sujeción a la ley, el respeto de la libertad individual y el respeto de los derechos inherentes a cada uno.

Desde el punto de vista político, la paz ha pasado por las interpretaciones más diversas, desde la posibilidad de alcanzar las aspiraciones de los grupos, a través del diálogo, el entendimiento entre las partes, la consecución del bien común, entre otros; pasando por el estado de tensión producido por la “disuasión nuclear” entre dos potencias mundiales (posibilidad de destruirse mutuamente utilizando armas de destrucción masiva) lo cual llevó a mantener los conflictos a raya; hasta llegar a “ataques preventivos” a países, para asegurar el mantenimiento de la paz. Sin embargo, pareciera que estas dos últimas perspectivas, no coinciden con un concepto de paz sostenible en el tiempo y que garantice bienestar para sus poblaciones, sino todo lo contrario.

Para la Organización de Naciones Unidas (ONU), la paz se garantiza cuando no existen conflictos armados entre Estados y cuando las diferencias que surgen entre éstos, pueden ser resueltos mediante diplomacia y negociación. La finalidad de la organización internacional es mantener una paz duradera entre los estados de la comunidad internacional.

Símbolos de paz

A pesar de lo que entendamos cuando escuchamos la palabra “paz”, es cierto que, para muchos países y personas a nivel mundial, la paz no sólo es un deseo, sino una necesidad para el desarrollo futuro de la humanidad. En tal sentido, se han creado diversos símbolos, para expresar lo que entienden por ese axioma, y como recordatorio de la existencia de un derecho intangible e inherente a todos los seres humanos, que no puede ser menoscabado por ninguna autoridad, ni persona.

A continuación, veremos 10 de los símbolos más utilizados a nivel internacional, para representar gráficamente esa aspiración de la humanidad en su conjunto.

 

  1. Paloma de la paz

Es uno de los símbolos más conocidos y, probablemente, el más antiguo, pues sus raíces se remontan al período posterior al gran diluvio que azotó la tierra en tiempos del patriarca Noé, y representa, según relatos judeocristianos, la reconciliación entre Dios y los hombres. Usualmente se representa como una paloma blanca con una rama de olivo.

 

  1. Círculo con líneas convergentes

Fue diseñado en 1958, por el diseñador Gerald Holtom, como parte de una campaña de desarme nuclear. Este símbolo fue utilizado como bandera en favor de la paz en general, por parte del movimiento “hippie” en la década de 1960, y estando muy presente en el evento Woodstock ‘69, concierto realizado en favor de la paz mundial.

 

  1. Grulla Origami

Realizada mediante el antiguo arte de “origami” o papiroflexia, el diseño de la grulla realizado en papel, representa un símbolo de paz, principalmente para países como Japón, pero también en otras partes del mundo. Su origen como símbolo de paz, se encuentra en la historia de una niña japonesa que enfermó de cáncer, a raíz de las radiaciones emanadas de una bomba nuclear que impactó en su ciudad de residencia, durante la Segunda Guerra Mundial. Mientras la niña estaba en el hospital para tratar su enfermedad, elaboró, junto con sus seres queridos, más de mil grullas con esa técnica, pues en la tradición popular nipona, se sostenía que, al obtenerse un millar de estas figuras y unirlas con hilo, se garantizaba un deseo a su creador.

 

  1. V con la mano

El gesto realizado con los dedos índice y corazón, que asemeja a la letra V, es un símbolo muy utilizado, como referencia a la paz. Fue muy utilizado en la década de 1960, por colectivos pacifistas, en rechazo a la Guerra de Vietnam. El gesto se realiza, extendiendo los dedos indicados hacia arriba, uniendo los dedos pulgar, meñique y anular, y mostrando la parte interior de la mano al interlocutor.

  1. Pipa de la paz

Este es un símbolo inspirado en el instrumento aborigen americano, que representa la paz y amistad entre personas. Usualmente los indígenas solían fumar de estas pipas, como medio para garantizar el cese de hostilidades entre grupos de éstos, así como de cerrar acuerdos entre personas. Es un símbolo de buena voluntad y compromiso.

  1. Arma inutilizada

Es un símbolo que muestra un arma destrozada, inutilizada o con una flor en el extremo del cañón. Representa la paz, pues evoca la destrucción de los medios para hacer guerras. Este tipo de imágenes fueron muy utilizadas por pacifistas que se manifestaban en contra de la Primera Guerra Mundial.

  1. Bandera con arcoíris

Cuenta con los siete colores del arcoíris y hace referencia a la importancia de preservar la diversidad. Fue utilizada por primera vez por Aldo Capitini, en una marcha en favor de la paz.

  1. Manos blancas en fondo negro

Representa una o más manos blancas sobre un fondo negro, con todos sus dedos extendidos. Evoca manos limpias de sangre, la necesidad de tender puentes entre las personas y transparencia. Es un modo de rechazar la violencia física.

  1. Amapolas

Esas flores se emplean como símbolos de paz, pues se sostiene que, durante la Primera Guerra Mundial, crecieron amapolas en los lugares en los que caían los cuerpos de combatientes de los ejércitos que se encontraban en pugna. Se utiliza como señal para conmemorar a los caídos en conflictos armados y como gesto antibélico.

  1. Cruz roja

La cruz roja sobre fondo blanco es el símbolo que representa al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y simboliza el carácter humanitario de acción realizada por éste, en favor de los más vulnerables durante un conflicto armado y en la fase de reconstrucción. Fue utilizado inicialmente por Henry Dunant en el contexto de la Batalla de Solferino, como recordatorio de los valores cristianos, para que se le permitiera acceder a las víctimas del evento bélico y socorrerlos. Representa un signo de paz, de imparcialidad y neutralidad, en favor de la humanidad en su conjunto.

Venga deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies